El negociador de la Unión Europea (UE) para el Brexit, el francés Michel Barnier, reconoció que no descarta el fracaso de las negociaciones para la salida del Reino Unido y que prepara planes para afrontar esa eventualidad.

“No es mi opción preferida, pero es una posibilidad. Todo el mundo tiene que planificarlo, tanto los estados como las empresas. Nosotros también estamos haciendo preparativos técnicos para ello. El 29 de marzo de 2019 el Reino Unido será un país tercero”, indicó Barnier en declaraciones que publicó ayer el semanario francés Le Journal du Dimanche.

El negociador comunitario aseguró que en la cumbre de mediados de diciembre debe haber un acuerdo en diversos aspectos, pero indicó que, aunque se han logrado progresos, todavía no se puede dar por hecho, por lo que no descartó que se posponga el plazo si no hay consenso suficiente.

En ese caso, es probable que las negociaciones tomen “al menos dos años para concluir”, señaló Barnier, que advirtió de las consecuencias del colapso de las negociaciones en aspectos como ‘la capacidad de los aviones británicos para aterrizar en Europa’.

De no lograrse acuerdo, indicó el negociador, las relaciones de la UE serían las marcadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y las comparó con las que hay con China, informó la agencia de noticias EFE.

Barnier reiteró la voluntad de Bruselas de que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y el mercado único, pero recordó que la primera ministra británica, Theresa May, apuesta por un acuerdo comercial.