La Unión Europea (UE) presentó este miércoles un plan de acción para evitar una "salida caótica" de las cuarentenas adoptadas por el coronavirus en tanto que instó a los países miembros al retorno de la normalidad  de manera "gradual y en consonancia con las recomendaciones científicas". 

Mientras varias regiones ponen fin a las restricciones de confinamiento, la Comisión Europea (CE) junto al órgano Ejecutivo del bloque, pidieron a las naciones participantes coordinar el fin de las cuarentenas, en tanto que se continúe con el testeo masivo para la detección del covid-19.

"En general, recomendamos un enfoque gradual y todas las acciones deben ser objeto de seguimiento continuo por si el virus vuelve a aparecer", indicó la presidente del CE, Ursula von der Leyen, mientras que remarcó el "absoluto seguimiento de las recomendaciones en las semanas y meses por delante"

Además, se enfatizó que como condición previa a cualquier levantamiento de medidas, deberá plegarse a "criterios epidemiológicos concluyentes" que demuestren que una disminución significativa del virus durante un periodo prolongado de tiempo, una capacidad suficiente del sistema sanitario y la posibilidad de hacer un seguimiento a gran escala. 

En tanto, desde la sede de Bruselas se alentó en que las medidas generalizadas que se han tomado hasta el momento, se sustituyan por otras más concretas, como la intensificación en la desinfección en espacios concurridos, y  prestar una "especial atención" a los grupos más vulnerables, personas mayores o enfermos crónicos. 

De acuerdo al Centro Europeo para el Control y Prevención de las Enfermedades (Cecpe), la región ya reportó 80.000 víctimas fatales por coronavirus, lo que representa la dos terceras partes del total global, mientras que se estima una caída de 9 puntos del PBI. España junto con Italia tendrá un gran aumento del déficit público, que treparía al 10 % del Producto Bruto Interno.