La Comisión Europea pidió a las plataformas de redes sociales que actúen contra el discurso de odio, la propaganda terrorista y otros contenidos ilegales y advirtió que, si no se autorregulan, les impondrá leyes más duras.

"El contenido terrorista ilegal online ha incitado a demasiados ataques", manifestó el comisario de seguridad de la Unión Europea (UE), Julian King, en Twitter después de reunirse con representantes de Facebook, YouTube y Twitter, entre otros referentes del sector digital.

El funcionario contó que "conversamos con la industria la necesidad de actuar más rápido. Si es posible de forma voluntaria, pero si es necesario consideraremos más medidas".

Y el vicepresidente de la Comisión Europea, Andrus Ansip, tuiteó: "Si las plataformas no actúan de forma proactiva, los legisladores lo harán".

La regulación de internet es un tema controvertido en Alemana, donde la industria mediática y sectores políticos criticaron una nueva ley que obliga a los gigantes de internet a eliminar el discurso de odio, las noticias falsas y otros contenidos ilegales.

La Comisión, el órgano ejecutivo de la UE, advirtió antes de la reunión de ayer que hacen falta más esfuerzos para eliminar el contenido ilegal de internet y en las redes.