La economía de Brasil se contrajo en el primer trimestre según reveló un índice clave de actividad del banco central de ese país, lo que representa un revés para la promesa del presidente Jair Bolsonaro de acelerar la recuperación.

En marzo, la actividad cayó 0,28%, la tercera caída consecutiva y peor que la estimación media de los economistas para una caída de 0,20%. En los primeros tres meses, la economía se contrajo 0,68% en comparación con el final de 2018, según el índice que representa el producto interno bruto.

Si se confirma, sería la primera contracción trimestral en la economía más grande de Latinoamérica desde el año 2016. La confianza en torno a la elección de Bolsonaro ha sido reemplazada por dudas sobre su capacidad para atraer inversiones e implementar medidas de reforma cruciales, entre ellas la del sistema previsional cuyo objetivo es ahorrar más de un billón de reales (u$s251.000 millones) en una década. Esto llevó a bancos desde Bradesco hasta Itaú a recortar sus estimaciones de crecimiento y al banco central a tener más precaución frente a una mayor debilidad que se avecina.

La confianza acerca de la elección de Bolsonaro ha sido reemplazada por dudas

En enero, Bolsonaro tomó el control de un país aún marcado por una brutal recesión en 2015 y 2016. Se ganó el respaldo de los inversores al comprometerse a reducir la deuda e impulsar el crecimiento con la ayuda de un equipo económico promercado encabezado por el ministro de Economía formado en la Universidad de Chicago, Paulo Guedes.

Entretanto, se acumulan señales de que la recuperación está perdiendo aliento. Una cuarta parte de la fuerza laboral está desempleada o subempleada. La producción industrial de marzo tuvo su peor lectura en seis meses, mientras que las ventas minoristas en el mismo período aumentaron menos de lo que los analistas esperaban.

El banco central mantuvo la tasa de interés de referencia en un mínimo histórico durante aproximadamente un año en aras de reforzar la actividad. Aún así, en el acta de su última reunión de políticas, los funcionarios señalaron que no podrán agregar más estímulos hasta que se aclaren las dudas sobre la agenda de reforma del gobierno.

El instituto nacional de estadísticas, IBGE, dará a conocer los datos del Producto Bruto Interno (PBI) del primer trimestre el 30 de mayo.

"Los indicadores de actividad económica del primer trimestre sugieren una caída del 0,2% del PBI en el período", estimó Bradesco en una nota.

El martes, el Banco Central apuntó una "probabilidad relevante" de que la economía brasileña haya retrocedido ligeramente en el primer trimestre de este año respecto de los tres meses anteriores.

Las expectativas de crecimiento para Brasil vienen sufriendo sucesivas reducciones. La encuesta más reciente realizada por el Banco Central por un centenar de economistas mostró que la estimación para la actividad en este año es de un crecimiento del 1,45%, hasta el 2,50% en 2020.

El ministro Guedes afirmó en audiencia pública en la Comisión Mixta de Presupuesto (CMO) del Congreso que la proyección de crecimiento del gobierno para la economía este año cayó al 1,5%. Por el momento, el gobierno estima oficialmente un alza del 2,2% del PIB.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos