Mientras en distintas partes del mundo hay manifestaciones contra nuevas restricciones por los contagios de coronavirus, los avances publicados prácticamente a diario por los laboratorios en relación con las vacunas en etapa de experimentación llevan a varios  gobiernos a comenzar a diseñar esquemas de aplicación masiva, que acerquen el esperado final de la pandemia. 

Por ejemplo Francia, que prefigura un plan para inocular a gran parte de la población en la primera parte del año próximo. El ministro francés de Sanidad, Olivier Véran, señaló que si la vacuna de Pfizer para el coronavirus demuestra ser eficaz y segura, espera que la vacunación en su país pueda comenzar a comienzos del año próximo y en forma gratuita.

"Si están validadas, tendremos las primeras vacunas a comienzos de año", explicó en una entrevista al canal BFMTV Véran, que dijo confiar en que Pfizer y su socio BioNtech transmitan la totalidad de los datos de la experimentación "de aquí a tres semanas" a las agencias sanitarias que tendrán que examinarlas. Y recordó que la Comisión Europea hizo un preencargo del que a Francia le corresponderían unos 30 millones de dosis y que la administración de las vacunas será gratuita, como también lo están siendo las pruebas de detección de la Covid.

Gran Bretaña por su parte, podría poner en marcha su propio plan de vacunación en cuestión de semanas. Su ministro de Salud, Matt Hancock, dijo que el Gobierno solicitó formalmente a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA por sus siglas en inglés) que evalúe la idoneidad de la vacuna de los laboratorios Pfizer-BioNTech para su uso en el Reino Unido. "Si el regulador aprueba una vacuna, estaremos listos para comenzar la vacunación el próximo mes con la mayor parte del lanzamiento el próximo año", afirmó, y resaltó que la prioridad será para los grupos que están en mayor riesgo.

Dijo que habrá centros y sitios de vacunación dentro de las instalaciones existentes de los hospitales públicos y que muchos médicos de cabecera se están acercando para ayudar con el programa de vacunación.

En España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprobará la estrategia de vacunación contra la COVID-19 el martes en el Consejo de Ministros, lo que permitirá que una buena parte de la población española pueda estar vacunada "con garantías" en el primer semestre de 2021.

En tanto que Italia pondrá en marcha a fines de enero del 2021 una campaña de vacunación "sin precedentes" contra el coronavirus, informó el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, citado por medios locales.  

En Estados Unidos, el país que encabeza los ránkings de contagios y de decesos en el mundo por coronavirus, los ya mencionados laboratorios Pfizer-NBiotech pidieron permiso a la Food and Drugs Administration (FDA) (la agencia encargada de la regulación de medicamentos y alimentos en el país) para poder distribuir a finales de este mismo año su vacuna contra el coronavirus.

Candidatas en carrera

Pfizer señaló que la autorización les permitiría poder distribuir la vacuna a la población vulnerable entre mediados y finales de diciembre de este año. En paralelo a la solicitud de autorización enviada a la FDA, ambas empresas adelantaron que trabajan en paralelo en avanzar los procesos de aprobación de la vacuna con los reguladores de Australia, Canadá, Japón, Reino Unido y la Unión Europea.

Además de Pfizer, están en prueba en distintos lugares del mundo la vacuna rusa "Gam-COVID-Vac" (o "Sputnik V"), la de la británica AstraZeneca con la Universidad de Oxford y la china Sinovac con el Instituto Butantan de Brasil.

También se pueden incluir las vacunas chinas de Sinopharm con el Instituto de Wuhan y con el de Beijing, la también china de CanSino Biologics y las estadounidenses de Moderna, de Novavax y de Janssen Pharma-Johnson&Johnson.

Rusia además ya registró la vacuna EpiVacCorona, mientras prepara una tercera, en tanto China elaboró al menos otras dos. Mientras  Rusia prueba sus vacunas en Brasil y la India, está prevista su producción en el pais sudamericano, la India y China.

Los gobiernos intentan adelantarse a tener provisión suficiente de vacunas para inocular a la mayor parte de la población en el menor período de tiempo posible.

En este punto, la gran pregunta es ¿Cuándo se volverá a la normalidad?

Al respecto, el director de Pfizer en Estados Unidos, Albert Bourla, en una entrevista concedida a Sky News, sostuvo que para la segunda mitad de 2021 la situación para la población será muy distinta. "La luz es real, hay luz al final del túnel. Creo que la segunda mitad del 2021 será una experiencia muy diferente para muchos de nosotros", aseguró.

Por su parte Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EEUU, considera que las medidas de salud pública convivirán con las vacunaciones durante bastante tiempo, pero que "comenzaremos a acercarnos a la normalidad, si la gran mayoría de las personas se vacunan, a medida que nos adentramos en el tercer o cuarto trimestre del 2021".

No obstante, ese panorama aún está muy muy lejano. Varios países europeos volvieron a implantar cuarentenas o confinamientos parciales, con toques de queda y cierre de comercios como restaurantes, bares y gimnasios. Sobre este punto, Hans Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, durante una presentación por teleconferencia en Copenhague insistió en que los confinamientos deben ser un "último recurso" porque son "una pérdida de recursos" y provocan muchos efectos secundarios, como daños a la salud mental, pérdidas de empleo o aumento de la violencia de género.

Por este motivo, el representante de la OMS destacó la necesidad de evitar los confinamientos. Y señaló que "no serían necesarios" si el 95% de las personas usara mascarillas, en lugar del 60% de ciudadanos que las utiliza actualmente. No obstante, Kluge advirtió sobre el "impacto negativo de una flexibilización demasiado rápida" y dijo que las restricciones solo deberían suavizarse gradualmente. 

Con lo que es de esperar que el deseo casi unánime para Santa Claus, el Niño Dios o los Reyes Magos en estas fiestas de fin de año, sea la pronta llegada de la vacuna a la mayor cantidad de gente posible.