La construcción de viviendas en Estados Unidos también repuntó en mayo gracias a la reapertura de la economía local, según el Departamento de Comercio.

Tras caer en picada en marzo y abril por el coronavirus, el mes pasado registró un incremento de 4,3%, llegando a 974.00 viviendas. Aún así, la cantidad de nuevas construcciones es menor a la de antes de la crisis y a las 1,17 millones proyectadas por analistas.

En tanto, la tasa de interés fija del crédito hipotecario a 30 años, el instrumento de financiamiento más popular para comprar viviendas, cayó a 3,30%, su mínimo histórico, la semana pasada.

 Esta rebaja alentaría una ola de solicitudes para adquirir y refinanciar hipotecas, indicó  un sondeo semanal de la Asociación de Banca Hipotecaria (MBA).

Las tasas hipotecarias han bajado alrededor de 0,50% respecto a inicios de este año, después de que la Reserva Federal de Estados Unidos recortó su tipo de interés a casi cero para ayudar a mitigar el impacto de la pandemia de coronavirus en la economía.

Las solicitudes de hipotecas subieron un 8% en la semana, ante la caída de los costos de endeudamiento, indicó la MBA.

Los procedimientos para comprar viviendas subieron a máximos de 11 años y los pedidos de refinanciamiento de hipotecas se incrementaron en 10%, a su mayor nivel desde fines de abril.