La economía de EE.UU. repuntó en el tercer trimestre del año frente a los tres meses precedentes un 7.4%, gracias a la apertura de la actividad ante la disminución de casos en verano y en el primer aumento desde el inicio de la pandemia de covid-19.

“El incremento en el tercer trimestre del PIB reflejó los continuados esfuerzos para reabrir los negocios y retomar las actividades que fueron pospuestas o restringidas por el covid”, explicó el Departamento de Comercio en su informe.

El dato del tercer trimestre, el segundo de las tres estimaciones que hace el Ejecutivo estadounidense, confirma el dato provisional de crecimiento publicado en octubre, después del desplome del 9% registrado entre abril y junio.

Los últimos cálculos de la Reserva Federal (FED) anticipan que la caída del PIB de EE.UU. en 2020 será de en torno al 4 por ciento.

Si se mide la actividad del país de forma anualizada, la economía del país creció a un ritmo del 33.1% en el tercer trimestre del año, el mayor incremento trimestral en medio siglo.

El gasto de los consumidores, que en EE.UU. supone dos tercios de la actividad, se disparó un 40.6% entre julio y septiembre.

El principal indicador de Wall Street, el Dow Jones de Industriales, superó por primera vez los 30,000 puntos tras una jornada marcada por el inicio de la transición de poder en Estados Unidos y el optimismo por las vacunas contra el covid-19.

El Dow Jones, que abarca a los 30 valores más grandes de EE.UU., ha subido en torno al 60% desde que tocó suelo el pasado marzo, cuando estalló la crisis del coronavirus.

Wall Street ha reaccionado con alivio al inicio de traspaso de poderes en EE.UU. una vez que la Administración General de Servicios certificó la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre, pese a que el presidente Donald Trump sigue sin reconocer la derrota.

A los inversores parece haberles gustado la potencial nominación de la antigua responsable de la Reserva Federal ( FED) Janet Yellen como secretaria del Tesoro por parte de Biden, según informaron varios medios.

“Me parece que hay luz al final del túnel en términos de ver un final a la crisis”, indicó James Bullard, presidente de la Reserva Federal de San Luis, en encuentro con periodistas.

No obstante, y pese al histórico rebote del trimestre pasado, los economistas señalan que dado el actual repunte de casos en Estados Unidos, el país con más contagios y fallecidos del mundo, se espera que se suavice de nuevo la expansión económica ante la reimposición de limitaciones en algunas zonas del país.

Este miércoles también se conoció que las solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentaron por segunda semana consecutiva hasta las 778,000.

En la semana que finalizó el 21 de noviembre, las solicitudes de prestación por desempleo aumentaron en 36,000 con respecto a la semana previa, con lo que marcan la segunda semana de alzas consecutivas, según los datos del Departamento de Trabajo divulgados este miércoles.

La tasa de desempleo en EE.UU. cerró octubre en el 6.9%, frente al 7.9% registrado en septiembre, y confirmando el progresivo descenso desde el estallido de la pandemia.