Desde hace semanas la familia real de España se encuentra sumida en un escándalo, luego de que el rey emérito Juan Carlos I anunciara a principios de agosto que se iba del país ante las acusaciones por fraude fiscal, blanqueo de capitaleslavado de dinero y presunto cobro de coimas. En los últimos días se conoció que está en los Emiratos Árabes Unidos, y su situación no hace más que complicarse.

Corinna Larsen, quien fue amante del rey durante años, reveló en una entrevista con la BBC una serie de detalles hasta ahora desconocidos sobre su relación, la gran suma de dinero que le regaló, las cuentas que tendría el exmonarca en el exterior, y la naturaleza del viaje a un safari en África en 2012 que inició el declive de Juan Carlos I, al destaparse que en medio de la crisis económica española de ese entonces había matado a un elefante protegido y se encontraba en una relación paralela a su matrimonio con la reina Sofía.

Entre otras cosas, advirtió que existe un "modus operandi de 40 años" en la realeza que llamó "una empresa familiar", y alertó que debe haber "cientos de cuentas en otras jurisdicciones" sobre las que no hay conocimiento.

El amorío secreto del Rey Juan Carlos

La examante de Juan Carlos I, cuyo nombre completo es Corinna zu Sayn-Wittgenstein, contó que ese safari en Botswana fue en realidad un regalo del rey a su hijo por su décimo cumpleaños, ya que se había encariñado con los hijos de la mujer durante el amorío secreto que tuvieron entre 2004 y 2009. "Sentía que el rey Juan Carlos intentaba que volviera con él y yo no quería dar una impresión errónea. Casi tuve premoniciones sobre este viaje", sostuvo Larsen, quien recalcó que en ese momento estaban separados.

Durante ese viaje el entonces rey se rompió la cadera en su tienda de capaña de lujo, y fue lo que dio el puntapié inicial para desencadenar el escándalo del elefante, la relación extramatrimonial y el regalo que le hizo a Corinna por una enorme cantidad de dinero, el cual, según ella afirmó, fue "un reconocimiento" por lo que ella significaba para él.

Millones de dólares de regalo

El regalo fueron 76 millones de dólares que Juan Carlos le transifirió a su cuenta en 2012, luego del viaje al safari. Se cree que es parte de un pago por USD100 millones que hizo el difunto rey de Arabia Saudita, transferido en 2008 a una cuenta bancaria en Suiza vinculada con una fundación off-shore con sede en Panamá, que tenía como beneficiario a Juan Carlos I.

El fiscal suizo Yves Bertossa investiga si ese dinero fue parte de un presunto cobro de coimas por gestionar la instalación de un tren de alta velocidad entre las ciudades saudíes de La Meca y Medina, que fue adjudicado a firmas españolas. Sin embargo, sólo pueden analizar irregularidades y delitos cometidos después de su abdicación en 2014, ya que antes contaba con la inviolabilidad que la Constitución española le reconoce a los reyes.

Si se comprueba que fue parte de un dinero cobrado por coimas, "todos tienen que devolverlo todo", consideró Larsen. "Lo que me parece extraordinario es que estén convirtiendo 40 años de modus operandi de una empresa familiar en un foco sobre una persona. Y esa persona soy yo… Porque habrá cientos de cuentas en otras jurisdicciones", lanzó.

"Estaba muy sorprendida porque obviamente es un regalo enormemente generoso. Diré, sin embargo, que habíamos tenido conversaciones en 2011 sobre su deseo de gestionar su testamento en vida. Empezó a hablar sobre su muerte y de lo que quería dejar en su testamento", sostuvo Larsen a la BBC al recordar el momento de la transferencia. "También mencionó que quería ocuparse de mí, pero no discutimos cantidades. Le preocupaba que su familia no respetara su voluntad", agregó. Según contó, recibió el dinero después de que su apartamento en Mónaco fuera registrado y de ser visitada por el director del CNI.

Si bien el fiscal suizo cree que la mujer actuó como su testaferro, ella asegura que el rey le dio el dinero por amor. "Creo que fue un reconocimiento por cuánto signifiqué para él, por cuánto significó [el hijo] para él", dice. "Era gratitud por haberle cuidado durante sus peores momentos", sostuvo, en referencia al tiempo en que ella lo cuidó cuando le detectaron un tumor, que luego se comprobó que era benigno.

Propuesta de matrimonio

Corinna insistió durante el diálogo con la BBC en que el rey no intentaba esconder o lavar el dinero al legárselo a ella, incluso a pesar de que en 2014 el rey emérito le dijo que devolviera el dinero. "En 2014, hizo intentos desesperados para que volviera con él", dice. "En cierto momento se dio cuenta de que no iba a volver y se puso completamente furioso. Pidió que le devolviera todo. Creo que fue solamente un berrinche", recordó, y resaltó: "Él ha confirmado en la investigación suiza que en realidad nunca pidió que se le devolviera el dinero y que yo nunca tuve el dinero en su nombre".

Por otra parte, relató que en 2009 el rey le propuso matrimonio, pero ella lo rechazó. "Y yo estaba muy enamorada de él, pero anticipaba -soy estratega política- que iba a ser muy difícil. Y pensé que podría desestabilizar la monarquía. Por eso nunca llegué a perseguir la idea de la boda. Solo lo tomé como una prueba de la seriedad de la relación, en lugar de como algo que realmente se fuera a materializar", detalló.

Sin embargo, ese mismo año la relación llegó a su fin, justo después de que el padre de Larsen fallezca. "Para mi gran sorpresa, justo después del funeral, el rey me dijo que mantenía una relación con otra mujer desde hacía tres años. Literalmente quedé devastada, era lo último que esperaba. Necesitaba apoyo emocional después de la muerte de mi padre y la noticia supuso un choque monumental para mí emocionalmente", manifestó. Y resaltó: "Simplemente no me lo esperaba después de que me hubiera pedido matrimonio y de haber visitado a mi padre. Estuve muy mal por unos meses".