El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, admitió que la confianza en la economía del Reino Unido está cayendo debido a la incertidumbre del Brexit.

Al llegar a una reunión de ministros de finanzas en Bruselas, Hammond reconoció que había "un cierto grado de incertidumbre sobre el futuro que tomará la economía", según reprodujeron los principales diarios británicos.

Las declaraciones de Hammond se producen luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó las perspectivas de crecimiento del Reino Unido para el 2019, cuando abandone la Unión Europea (UE).

El lunes, el FMI redujo el pronóstico de crecimiento del Reino Unido del 1.6% al 1.5% para 2019.

Según admitió Hammond, hay un incertidumbre por las negociaciones del Brexit y seguramente esto "tendrá un impacto sobre la economía".

"Cuanto antes podamos generar certidumbre, mejor, y es por eso que estamos dispuestos a aprovechar el impulso que obtuvimos en diciembre y lograr que las negociaciones avancen de manera constante para que podamos ver un progreso real en el transcurso de los próximos meses", subrayó.

El ministro espera ver un "progreso real" en las negociaciones en los próximos meses para dar certeza a las empresas, y que no se pierdan los avances alcanzados en diciembre con Bruselas.