La inflación en Estados Unidos fue 2,1% en 2017 y registró un avance de 0,1% mensual en diciembre, informó hoy el Departamento de Trabajo de ese país. 

El índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos creció 0,1 % en diciembre y dejó la inflación total de 2017 en 2,1%, cifra que coincide con las previsiones de los analistas y que ubica a la inflación en torno a la meta anual de 2% marcada por la Reserva Federal.

Los principales incrementos de precios en diciembre fue en los sectores de la vivienda, que aumentaron un 0,4 %, y en el de comida, mientras que la energía descendió debido a la caída del precio de la gasolina, que se redujo 2,7% en diciembre.

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente aumentó en diciembre 0,3 %, el mayor alza en 11 meses, y la interanual se situó en 1,8%.