El coordinador general del partido independentista vasco EH Bildu, Arnaldo Otegi, hizo un inédito reconocimiento del dolor que causó a sus víctimas la acción armada del grupo separatista ETA, en coincidencia con los 10 años del cese definitivo de la violencia por parte de esa organización.

"Sentimos su dolor, y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido", dijo el líder de la denominada izquierda abertzale ("patriota" en la lengua vasca).

Otegi leyó un comunicado en el palacio de Aiete, en la ciudad vasca de San Sebastián, en el norte de España, donde hace 10 años se celebró una conferencia internacional de paz, que fue la antesala del comunicado por el que los militantes de ETA anunciaron el cese definitivo de sus cinco décadas de acciones armadas.

Presos

El inédito "mea culpa" de la izquierda independentista vasca fue recibido con beneplácito por los partidos integrantes de la alianza de gobierno en España, el Partido Socialista (PSOE) y Unidas Podemos (UP), pero causó rechazo en el derechista Partido Popular (PP).

En el texto, Otegi, acompañado por Arkaitz Rodríguez, secretario general de la formación Sortu, una de las que componen Bildu y heredera de la izquierda abertzale tradicional, reclamó asimismo el final de la dispersión de los presos etarras en las cárceles del territorio español y su acercamiento a prisiones vascas.

"Es necesario dar una solución a la cuestión de los presos y las presas políticas", comenzó diciendo el líder independentista, que abogó "por poner fin a la política penitenciaria de excepción y por darle una solución integral", ya que, como recordó, "sin ellos y ellas no hubiera sido posible", en referencia a la consecución de la paz.
 

Reconocimiento

Además, insistió en la idea del reconocimiento de la nación vasca: "Seguimos teniendo una asignatura pendiente con la resolución de las causas del conflicto", dijo, tras lo cual añadió que "somos un pueblo, una nación, que como tal debe de ser respetada y reconocida", concluyó, reseñó la agencia de noticias Sputnik.

El 20 de octubre de 2011, la organización separatista ETA anunció mediante un comunicado el cese definitivo de sus acciones armadas.

El 2 de mayo de 2018 hizo pública la disolución de "todas sus estructuras" y el cierre de "su ciclo histórico y función", en una carta remitida a diversas organizaciones e instituciones.