La Justicia brasileña anuló de manera unánime por falta de pruebas una denuncia contra el expresidente Lula da Silva, a quien la fiscalía había acusado por los presuntos delitos de tráfico de influencias, corrupción pasiva y organización criminal, por haber supuestamente beneficiado a la compañía constructora Odebrecht en una obras en África.

Un comunicado emitido por la defensa del ex mandatario destacó que con esta decisión judicial ya son cinco las denuncias interpuestas contra Lula rechazadas por los tribunales por falta de pruebas. En relación a este caso, los letrados resaltaron que la acusación presentada por la Fiscalía General era "precaria" y carecía de "sustento probatorio alguno".

En concreto, el Ministerio Público sostenía que Lula favoreció proyectos de Odebrecht en Angola través del Banco Nacional del Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), a cambio de pagos de los que el expresidente se habría beneficiado.

La defensa del exmandatario se enfocará ahora en dos recursos ante el Tribunal Supremo Federal, con los que reclaman la anulación de los procesos contra Lula en el marco del caso ' Lava Jato', y la repetición del juicio, bajo la alegación de que ni el fiscal, Deltan Dallagnol, ni el por entonces juez Sergio Moro fueron imparciales.

Recientemente, el Consejo Nacional del Ministerio Público (CNMP) archivó una demanda presentada por Lula contra tres fiscales del caso Lava Jato, entre ellos Dallagnol, para que fuesen investigados por supuesta parcialidad.