Una multitudinaria manifestación organizada en París para protestar por la muerte de un joven negro detenido en 2016, derivó en graves incidentes y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad después de que se conociera un informe forense que atribuye su fallecimiento a la Policía francesa.

En Francia está prohibido manifestarse durante el estado de emergencia sanitaria por el coronavirus, a lo que se sumó que la Policía había emitido un decreto para recordar que la convocatoria de la protesta hacía temer que se produjeran "desbordes" en un lugar "sensible" como el Palacio de Justicia.

Según las autoridades locales, cerca de 15.000 personas se concentraron por la tarde junto al nuevo Palacio de Justicia, al norte de París, convocados por el colectivo "La Verdad para Adama", que atribuye su nombre al joven fallecido, Adama Traoré.

Los manifestantes fueron convocados por el comité de apoyo a la familia de Adama Traoré, un joven afrodescendiente de 24 años que murió en 2016 tras ser arrestado.

“Hoy no se trata solo del combate de la familia Traoré, se trata del combate de todos ustedes [...]. Hoy, cuando peleamos por George Floyd, peleamos por Adama Traoré”, lanzó Assa Traoré, hermana mayor de Adama, frente a los manifestantes, que gritaban “Revolución” o “Todo el mundo odia a la policía”.

Por otra parte, la activista señaló que lo que está ocurriendo en Estados Unidos en estos días, es "lo mismo que ocurre en Francia".  Centenares de personas se volcaron a las calles para pedir justicia y ponerle fin al racismo a nivel mundial, algo que se vive muy a menudo en Francia.

Quema de elementos en las calles, pancartas con la cara del hombre asesinado en Estados Unidos y pedidos de justicia se repitieron en las calles francesas.

Es la primera manifestación fuerte y masiva que se realiza en Francia, luego de las protestas de los chalecos amarillos que provocarón destrozós en monumentos históricos y un riesgo políotico de Emmanuel Macron. 

La muertes del jóven francces Traoré

El 19 de julio de 2016, Adama Traoré falleció en una comisaría de las afueras de París, unas dos horas después de haber sido arrestado por los gendarmes. El caso se ha convertido en un símbolo de la violencia policial.   
 
Por otra parte, la semana pasada, un dictamen pericial descartó la responsabilidad de los gendarmes, pero el martes, otro informe encargado por la familia de la víctima, apuntó hacia el placaje en el vientre, la técnica de detención empleada por los gendarmes.
 
Yassine Bouzrou, uno de los abogados, aseguró en declaraciones a los medios locales que "los gendarmes que le hicieron el placaje lo mataron" y que el juez de instrucción "hace todo lo posible para proteger a los gendarmes".

La prefectura había prohibido la manifestación a causa de la emergencia sanitaria por el coronavirus, que no permite las concentraciones de más de 10 personas, y también por riesgo de “altercados”.

Francia es uno de los países con mayor población afro-europea, con 3 millones (1/4 son provenientes o descendientes de islas del Caribe francófono), seguido de Reino Unido con 1.904.684 (3.0 % de la población británica), la mitad son provenientes o descendientes de islas del Caribe que anteriormente eran posesiones británicas, según el último censo.

En la Unión Europea hay un registro de 12 millones de personas con ascendencia africana o afro-caribeña.