El 4 de julio es, probablemente, el día más importante del año para los estadounidenses. Y su presidente, Joe Biden, bien lo sabe. Por eso, quiere llegar al Día de la Independencia con una gran noticia para todos los habitantes del país: planea que el 70% de los adultos ya hayan recibido al menos la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus (Covid-19).

Si Biden logra su objetivo de tener vacunadas a más de 160 millones de personas en solo dos meses, no será un 4 de julio cualquiera, sino uno que quedará para la historia: Estados Unidos quedará mucho más cerca de la tan ansiada inmunidad de rebaño. Además, el 70% de vacunados garantizará un verano significativamente distinto para los estadounidenses, según indicó un funcionario a las principales agencias del mundo bajo condición de anonimato.

“Habrá muchas menos restricciones sanitarias”, se permitió pronosticar el funcionario, si estas metas se cumplen. El Spring Break, las vacaciones que marcan el final del ciclo lectivo para los estudiantes, podrán volver a ser las de antes de la pandemia, con fiestas con mucha gente, recitales y playas completas.

“Si tenemos éxito en este esfuerzo, entonces los estadounidenses habrán dado un paso serio hacia el regreso a la normalidad”, dijo Biden en la Casa Blanca. En este sentido, la administración demócrata adelantó que se asignarán más fondos de la ley de ayuda Covid de 1,9 billones de dólares a las clínicas de salud y hospitales rurales.

El objetivo es, por lo menos, ambicioso. De hecho, el doctor David Ellis ya planteó que es muy difícil. En diálogo con ABC13 News, declaró: "Tendríamos que tener mucha demanda para duplicar ese número. Para considerar eso, deberíamos vacunar tanto en los próximos dos meses como lo hemos hecho en los últimos cuatro. Tendríamos que tener mucha más demanda que lo que estamos viendo ahora mismo".

Por otra parte, la Casa Blanca admitió que también se prepara para “movilizarse de inmediato” en caso de que la Administración de Alimentos y Medicamentos apruebe para uso de emergencia la vacuna de Pfizer para jóvenes de 12 a 15 años, dijo un funcionario a CNBC.

"Quiero que los padres estadounidenses sepan que si llega ese anuncio, estamos listos para actuar de inmediato", dijo Biden.

Covid en Estados Unidos

Luego de niveles de inmunización récord de 3.4 millones de vacunas aplicadas diariamente, el número de personas que reciben una dosis está en descenso hasta 2.3 millones, lo que obliga a las autoridades a repensar su estrategia para lograr alcanzar a los indiferentes, a los escépticos y a los que viven alejados de los centros de inmunización. Una encuesta de la Universidad de Monmouth publicada a mediados de abril, por ejemplo, concluyó que aproximadamente 1 de cada 5 estadounidenses dicen que no recibirán la vacuna.

Más que los inmensos centros de vacunación en estadios, las autoridades ahora centran su atención en las clínicas móviles y la multiplicación de puntos de inmunización más cercanos a los habitantes.

Estados Unidos, que ya inmunizó por completo a 100 millones de personas, es todavía el país más afectado del mundo por la pandemia: acumula 32.546.124 casos positivos de Covid-19, y 579.125 personas murieron por esta enfermedad hasta ahora.

En uno de sus primeros discursos, Joe Biden estableció como objetivo que los estadounidenses pudieran reunirse en persona con sus amigos y seres queridos en grupos pequeños para celebrar el 4 de julio. “Si todos hacemos nuestra parte, este país será vacunado pronto, nuestra economía se recuperará, nuestros niños volverán a la escuela y habremos demostrado una vez más que este país puede hacer cualquier cosa”, dijo en ese momento.

"Una característica del enfoque Covid de Biden ha sido la falta de promesas y la sobreentrega. Entonces, cuando dicen que tienen como objetivo que el 70% de los adultos hayan recibido al menos una oportunidad para el 4 de julio, significa que están bastante seguros de que pueden hacerlo mejor", dijo en Twitter el Dr. Robert Wachter, profesor y presidente del Departamento de Medicina de la Universidad de California, San Francisco.

Es así que, si todo sale bien, Biden podrá cumplir su tan ansiada promesa que quizás le demuestre a los norteamericanos que su país, realmente, "puede hacer cualquier cosa".

Estrategias para incentivar la vacunación

Estados Unidos es uno de los países que más cantidad de vacunas tiene acumuladas y donde más rápido avanza su aplicación, ya que se le da no sólo a personas que integran grupos de riesgo sino también a jovenes adultos sanos de cualquier edad.

En el país norteamericano coexisten diversas formas de incentivar la inoculación: de por sí, las vacunas son de fácil acceso, ya que se aplican en supermercados o farmacias. En los últimos días fue noticia que Johnson & Johnson oferece la inyección gratis en las playas de Miami, y dio de baja el requisito de presentar un permiso de residencia, por lo que incluso turistas extranjeros pueden solicitarla. Así, se fomenta el "turismo de vacunas".

Estados Unidos ya vacunó a más de 100 millones de personas

En Nueva Jersey, el gobernador Phil Murphy lanzó el programa "Shot and Beer", que ofrece una cerveza por vacunarse. En busca de convencer a una parte de la población que todavía se muestra reacia a recibir una primera dosis, Murphy explicó que ofrece un vaso de cerveza gratis en los lugares participantes a cualquier persona mayor de 21 años que reciba su primera dosis de la vacuna este mes, según la agencia de noticias ANSA.

Mientras que los países pobres tienen grandes dificultades para conseguir lotes de vacunas por los altos costos y las exigencias de las farmacéuticas, la acumulación de dosis en Estados Unidos es tal que al final de la jornada de inoculación se terminan tirando grandes cantidades del fármaco, ya que superan la cantidad de horas que puede pasar fuera de las heladeras especiales para mantener su efectividad.