Un sondeo revela que el 50,1% de los israelíes aprueban la anexión a Israel del 30% del territorio de la Cisjordania ocupada, anunciada por el primer ministro Benjamín Netanyahu.

El sondeo realizado por el Instituto de la Democracia de Israel indica que el 30,9% de los encuestados se opone a la anexión, mientras que el 19% no sabe o no contesta.

Dado que el sondeo recoge también la opinión de los israelíes palestinos, el 20% de la población del país, sus resultados muestran que una holgada mayoría de israelíes judíos está a favor de la anexión.

Entre el 50,1% favorable a la anexión, el 25,3% son partidarios de ejecutar la anexión solo si cuenta con el apoyo explícito de EEUU, mientras que el 24,8% ejecutaría la anexión con independencia de lo que diga EEUU.

Una mayoría de israelíes, el 58,3%, cree que la aplicación de la soberanía israelí sobre Cisjordania provocará reacciones por parte de la población palestina.

Cisjordania representa casi un 22% de la superficie de la Palestina histórica, que con la anexión perderá otro 30% de territorio de momento.

Según anunció el primer ministro Benjamín Netanyahu, la anexión se producirá a partir del 1 de julio, aunque no especificó una fecha concreta para el inicio del proceso.

Los preparativos para la anexión están en marcha y el ejército israelí ya ha recibido instrucciones para estar preparado para el caso de que haya protestas en los territorios ocupados.