La Unión Europea (UE) recalculó el crecimiento económico de España en un 4,6% para 2021, una cifra apreciablemente menor a la planteada por Madrid.

De esta forma la Comisión Europea (CE) hizo un recorte de 1,6 puntos respecto al informe realizado en el verano boreal.

El Gobierno español compartía un 6,5% de aceleración económica para 2021, dos puntos más que el número ofrecido por la Unión Europea, informa el sitio web RTenespañol.

A pesar de todo, la organización marca un camino ascendente. "Después de registrar la contracción más profunda en la UE en 2020, la recuperación económica está ganando terreno en España y la implementación del Plan de Recuperación y Resiliencia mantendrá el impulso económico en el horizonte de pronóstico y estimulará la inversión pública y privada", señalan desde la CE.

Desajustes

Pero, añaden que "los cuellos de botella del lado de la oferta y los precios de la energía y el transporte podrían retrasar la recuperación a corto plazo, mientras que los desajustes del mercado laboral podrían afectar la implementación de inversiones verdes y digitales".

También marca que el proceso de recuperación será más lento que en otros países del bloque ya que  España crecerá en 2021 menos que Francia (6,5%) e Italia (6,2%).

Para el conjunto de la eurozona, Bruselas marca un ritmo de un 5% , cuatro décimas por encima del país de la península ibérica. No obstante, es todavía más lento en Alemania, Países Bajos, Austria o Suecia.

En relación a la vuelta a los niveles prepandemia en la economía, España lo haría a principios de 2023, mientras que Polonia ya volvió a su nivel precrisis en el segundo trimestre de 2021 y Holanda lo hizo en el tercer trimestre. En tanto que Francia lo conseguirá en el último trimestre de 2021, Alemania le seguirá en el primer trimestre de 2022, e Italia en el segundo trimestre de 2022, puntualiza el informe.

Desempleo

Bruselas también recortó la previsión de crecimiento para España en 2022. Un 5,5% será el incremento del PIB, según el último informe europeo. En concreto, un 0,8% menos que la cifra indicada en las estimaciones estivales, y dos puntos por debajo del porcentaje estimado por el Ejecutivo que encabeza Pedro Sánchez, que esperaba un 7% para el próximo año.

En 2023, el proceso se volverá a ralentizar con un avance situado en el 4,4 por ciento.

Por otro lado, la Comisión Europea indicó que España seguirá siendo uno de los países con mayor tasa de desempleo de los Veintisiete, además de padecer los efectos de una elevada inflación.

noticias relacionadas