La tasa de desempleo en Estados Unidos bajó en mayo al 5.8%, tres décimas menos que en abril, en una nueva muestra de la reactivación de la economía del país tras la crisis provocada por la pandemia, según informó la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. (BLS, en sus siglas en inglés).

Esta es la primera vez que la tasa de paro en EE.UU. baja del 6% desde el inicio de la pandemia, cuando pasó del 3.5% en febrero de 2020 al 14.8% en abril de ese año.

El desempleo ha ido disminuyendo cada mes desde entonces de manera paulatina y en los cuatro primeros meses del año se ha situado en torno al 6%, lo que apunta a un fortalecimiento del mercado laboral en 2021.

Tras conocerse este dato, el presidente estadounidense, Joe Biden, aseguró en un discurso en Delaware, donde tiene su residencia privada, que se trata de un "progreso histórico" para Estados Unidos.

"El informe de empleos de hoy demuestra un progreso histórico para las familias estadounidenses y para la economía del país (...) Nada de este éxito es un accidente o suerte", declaró Biden.

"Ninguna otra economía grande en el mundo está creciendo tan rápido como la nuestra", recalcó el mandatario.

Hotelería y servicios

Además, en el quinto mes del año, la economía estadounidense generó 559.000 puestos de trabajo, más del doble que el mes anterior y uno de los datos de creación de empleo más altos desde agosto del año pasado en EE.UU. Esta cifra, sin embargo, estuvo levemente por debajo de las estimaciones de los analistas.

La agencia revisó también la creación de puestos de trabajo de abril de 266.000 contabilizados originalmente a 278.000.

En su análisis sobre la generación de empelo, la BLS destacó incrementos "notables" en los sectores de ocio y hotelería, educación privada, salud y asistencia social, según datos del informe mensual.

En concreto, el sector del ocio y la hotelería sumó 292.000 trabajadores al mercado laboral, a medida que las restricciones de movimiento y negocios continuaron disminuyendo en la mayor parte de Estados Unidos.

Casi dos tercios de este aumento, 186.000 puestos de trabajo, se produjeron en servicios de alimentación y lugares para beber.

También se observaron "fuertes" crecimientos en el sector de la recreación y juegos de azar, con 58.000 empleos más.

El informe indicó que el salario promedio por hora aumentó en mayo 15 centavos hasta 30,33 dólares.

Cifras positivas

Mientras que la tasa de participación en la fuerza laboral, o la proporción de personas que trabajan o buscan trabajo, bajó al 61,6% en mayo desde el 61,7% en abril, pero no superó la tasa del 63,3% registrada en febrero de 2020.

El dato se dio a conocer después de publicarse que la cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó la semana pasada a 406.000, comparado con las 444.000 la semana anterior.

Ésta es la cifra más baja desde hace más de un año cuando la pandemia de la COVID-19 golpeó el mercado laboral y llevó las solicitudes semanales a la cifra sin precedentes de 6,8 millones a fin de marzo de 2020.