La vacuna contra el coronavirus desarrollada en Cuba Soberana 02 mostró una eficacia del 62% de acuerdo a las autoridades científicas de la isla caribeña. De esta manera, el inoculante posee más del 50% de efectividad exigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ser reconocido como un medicamento eficaz para prevenir la enfermedad generada por el Covid-19.

“Podemos informar que hemos alcanzado un 62% de eficacia con la aplicación de dos dosis de la vacuna (Soberana) 02”, una noticia “reconfortante” porque se dio con las cepas mutantes que ya circulan en el país, declaró Vicente Vérez, director del Instituto Finlay de Vacunas que desarrolló el inmunizante.

Esta fórmula, una de las cinco que se investigan en Cuba, es una vacuna conjugada de subunidad, tradicionalmente muy seguras, que combina el antígeno del virus y el toxoide tetánico para estimular la respuesta del sistema inmune.

También subrayó que con estos resultados se cumplen los requisitos de la OMS para considerar un candidato en estudio como una “vacuna eficaz”, dado que ese organismo establece una eficacia mínima del 50%.

Los científicos del IFV avanzaron que en los próximos días se solicitará la autorización de uso de emergencia de Soberana 02 al Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), el organismo regulador en Cuba.

Una vez aprobado el uso de emergencia, Soberana 02 adquiriría oficialmente la categoría de vacuna y se convertiría en la primera contra el Covid-19 desarrollada en América Latina.

Esquema con tres dosis

Una vez conocido el resultado preliminar de eficacia del esquema de administración de dos dosis, queda por conocer el del segundo esquema empleado en los ensayos clínicos, consistente en dos dosis de Soberana 02 y una dosis de Soberana Plus.

Según Vérez, esperan contar con este dato en unas dos semanas, y estiman que la eficacia lograda por ese esquema de tres dosis sea superior al 62% obtenido por el de dos dosis.

Otras vacunas de Cuba

Cuba trabaja desde hace 13 meses en cinco candidatas. Por ejemplo, la vacuna Abdala desarrollado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología también se encuentra en la última fase de ensayos clínicos.  Se espera conocer su eficacia también en breve.

Tanto Soberana 02 como Abdala han sido administrados ya a decenas de miles de cubanos bajo la figura de estudios de intervención sanitaria y en paralelo a los ensayos clínicos. Según cifras oficiales, algo más de dos millones de cubanos, de una población de 11 millones, han recibido al menos una dosis de esas fórmulas.

El interés argentino 

A fines de mayo la asesora presidencial Cecilia Nicolini anunció que el gobierno del presidente Alberto Fernández evalúa comprar las vacunas que ya se están aplicando en Cuba, para que se sumen a las que se aplican por el momento en el país: Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca.

Asimismo la funcionaria, quien lidera las negociaciones de dosis y visitó con este fin Cuba junto con la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, aseguró respecto de una posible producción conjunta: “Estamos en conversaciones para apoyar o colaborar en el proceso productivo de las vacunas que está llevando adelante Cuba, en este caso de la Soberana 02, Soberana Plus y Abdala”.