Como tercera opción para hacer frente a la pandemia de coronavirus, el Reino Unido aprobó el uso de la vacuna desarrollada por el laboratorio Moderna a través de la Agencia Reguladora de Medicinas y Productos para la Salud (MHRA) la cual aseguró que es “otro instrumento del arsenal para controlar esta horrible enfermedad”.

La vacuna de Moderna otorga un 94% de protección contra el Covid-19 según los estudios publicados por el laboratorio y aprobados previamente por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) en los Estados Unidos hace algunas semanas.

“Mientras vacunamos a los que están más en riesgo ante el Covid, pedimos a todos que continúen con las reglas a fin de mantener bajos los casos y proteger a nuestros seres queridos” dijo este viernes el ministro de Sanidad, Matt Hancock, en un comunicado.

El Reino Unido ya vacunó a 1,5 millones de habitantes entre personal de salud y personas de riesgo desde comienzos de diciembre con la vacuna de Pfizer-BioNTech. Se espera que las dosis desarrolladas por Moderna comienzen a llegar en la próxima primavera y sirvan para acrecentar el plan de vacunación.

El país europeo tiene comprometidas 17 millones de vacunas con el laboratorio norteamericano las cuales restan saber en cuántas partidas se entregarán ya que la prioridad la tienen los Estados Unidos. También esperan por la segunda vacuna aprobada, la que desarrolló Oxford junto con Astra Zeneca, también aprobada en la Argentina.

El Gobierno de Boris Johnson se ha marcado como objetivo vacunar a 13 millones de personas, las más vulnerables, para el 15 de febrero, ante la rápida propagación de la enfermedad, que las autoridades vinculan a una nueva cepa detectada el año pasado en el sureste de Inglaterra que es un 70 por ciento más contagiosa y provocó un gran rebrote. EL Reino Unido ya tiene 78.500 fallecidos a causa del Covid-19.