La carrera por la vacuna contra el Covid-19 se intensifica a medida que avanzan los respectivos estudios de la fase 3 y este martes la universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca anunciaron que su fórmula mostró un alto nivel de eficacia en los ensayos clínicos realizados en Reino Unido y Brasil y se prepararan para fabricar, una vez conseguida la aprobación, unas 3 mil millones de dosis.

En tanto, "una Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos independiente determinó que el análisis cumplió con su criterio de valoración principal que muestra que la protección contra Covid-19 ocurre 14 días o más después de recibir dos dosis de la vacuna".

Además, el informe remarcó que la vacuna se puede almacenar, transportar y manipular en condiciones normales de refrigeración (2-8 grados Celsius / 36-46 grados Fahrenheit) durante al menos seis meses y administrarse dentro de los entornos de atención médica existentes". Esta facilidad es un dato clave a la hora de realizar una campaña de vacunación masiva.

El estudio

 

AstraZeneca y Oxford confirmaron hoy que "los ensayos clínicos de AZD1222 en el Reino Unido y Brasil mostraron que la vacuna fue muy eficaz para prevenir el Covid-19" en base a dos estudios. En uno, la vacuna fue 90% eficaz cuando AZD1222 "se administró como media dosis, seguida de una dosis completa con al menos un mes de diferencia", y en el otro, "el régimen de dosificación mostró una eficacia del 62% cuando se administró como dos dosis completas separadas por al menos un mes", anunciaron.

De esta manera, explicaron que un combinado de ambos regímenes de dosificación dio como resultado una eficacia media del 70% y destacaron que esos datos "son significativos".

"No se han confirmado eventos de seguridad graves relacionados con la vacuna", aclararon, teniendo en cuenta que durante la fase 1 hubo eventos que provocaron que se detenga el trabajo previo.

Camino a la aprobación

 

AstraZeneca ahora preparará inmediatamente "la presentación regulatoria de los datos a las autoridades de todo el mundo que tienen un marco establecido para la aprobación condicional o anticipada".

Como anunció Pfizer en Estados Unidos, Oxford y AstraZeneca buscarán ahora que su vacuna sea aprobada para el uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) "para acelerar el camino hacia la disponibilidad de vacunas en países de bajos ingresos".

Asimismo, anunciaron que los resultados del trabajo, con el análisis completo, "se enviará para su publicación en una revista revisada por pares".

"Estos hallazgos muestran que tenemos una vacuna eficaz que salvará muchas vidas. Curiosamente, hemos descubierto que uno de nuestros regímenes de dosificación puede tener una eficacia de alrededor del 90% y, si se utiliza este régimen de dosificación, se podrían vacunar más personas con el suministro de vacunas planificado", manifestó el profesor Andrew Pollard, investigador jefe del ensayo de vacunas de Oxford y AstraZeneca.

 
 

Y agregó: "El anuncio de hoy solo es posible gracias a los muchos voluntarios de nuestro ensayo y al talentoso y trabajador equipo de investigadores de todo el mundo".

Además de Reino Unido y Brasil, la vacuna tiene ensayos clínicos en Estados Unidos, Japón, Rusia, Sudáfrica, Kenia y América Latina. "La compañía está avanzando rápidamente en la fabricación con una capacidad de hasta 3 mil millones de dosis de la vacuna en 2021 de forma continua, pendiente de aprobación regulatoria", completa el informe.