La Federación de Camioneros de Paraguay inició una huelga nacional por tiempo indeterminado en protesta por la decisión del gobierno del presidente Horacio Cartes de permitir la circulación de unidades bitrenes procedentes de Brasil.

El presidente de la Federación, Ángel Zaracho, aseguró que el gobierno les había prometido que no autorizaría esa clase de vehículos y juzgó "inexplicable" el motivo por el que se desconoció ese acuerdo, consignó la agencia de noticias DPA.

Los camioneros paraguayos consideran que enfrentarán una competencia despareja porque las unidades brasileñas tienen mayor capacidad de carga que las locales.

Dirigentes de la federación se reunirán con el viceministro de Transporte, Agustín Encina, para tratar de hallar una solución al conflicto.