Cientos de familias esperaban en Ecuador entre dos semanas y 17 días para poder enterrar a sus seres queridos en Guayaquil, el corazón económico del país y la ciudad que concentra la gran mayoría de los casos y muertos por coronavirus, en medio de una crisis sanitaria generada por la profundización del brote, informó este martes la prensa.

Entre el 12 de marzo y el 10 de abril, miles de familias se contactaron con la Fuerza de Tareas creada por el gobierno de Lenin Moreno para manejar la crisis provocada por el colapso de las morgues y los crematorios. En 1.400 casos pidieron ayuda para enterrar a un ser querido y, en el resto, para conseguir un certificado de defunción.

Según la Fuerza de Tareas al diario Expreso, apenas 600 de los 1.400 cuerpos pudieron ser inhumados por ahora, el resto espera en los containers que la ciudad y la nación compraron como suplementos de las morgues.

Esto empeora día a día porque los muertos siguen acumulándose por el brote de coronavirus -369 hasta hoy- y por otras enfermedades o accidentes.

El diario El Comercio publicó este martes las historias de decenas de familias que tardaron más de dos semanas en encontrar dónde estaba el cuerpo de su ser querido o confirmar que finalmente fue enterrado.

Muchas otras familias, aseguró el medio, siguen en la búsqueda día a día, rebotando entre las morgues de los hospitales públicos, los containers y otros lugares que se sumaron al esfuerzo de la Fuerza de Tareas, como cementerios públicos y privados.

El Ministerio de Salud informó este martes que el país ya registra 7.063 casos de coronavirus Covid-19 y que los muertos ascienden a 369, según la agencia de noticias EFE.

Más del 70% de los casos se concentraban en la provincia costera de Guayas, de la cual Guayaquil es la capital.