El impacto causado por la pandemia de coronavirus está comenzando a transferirse claramente a las cuentas públicas de los estados. Al respecto, se conoció que las deudas de Francia y el Reino Unido ya superaron el 100% del PIB de ambos países, según los datos publicados por las respectivas oficinas de estadística de los dos estados.

El pasivo acumulado del Reino Unido alcanzó 1.95 billones de libras en mayo (2.16 billones de euros), lo que equivale al 100.9% del PIB del país. Este porcentaje es el más alto desde 1963, según lo informado por la Oficina Nacional de Estadística (ONS). Londres alcanza ese nivel después de que el gobierno pidiera prestados 61.272 millones de euros en mayo pasado para cubrir los costos causados por la pandemia, una cifra nueve veces mayor que la alcanzada en mayo del año pasado y la más alta desde 1993.

La ONS estima que la deuda para el año fiscal 2020-21 puede alcanzar los 330.780 millones de euros, la cifra anual más alta desde la Segunda Guerra Mundial para el Reino Unido.

Mientras que la deuda pública francesa también superó el 100% del PIB. A finales de marzo alcanzó el 101,2%, después de aumentar 3,1 puntos porcentuales desde principios de año. Este es el mayor incremento trimestral desde la primavera de 2009, anunció por su parte el Instituto Nacional de Estadística francés (INSEE).

En términos absolutos, los pasivos crecieron en los primeros tres meses del año, en los que los primeros efectos de la crisis del coronavirus ya comenzaron a hacerse sentir en suelo europeo, por 58.400 millones de euros, a un total de 2,4385 billones. Este incremento se debe en particular a "la caída de la actividad en el primer trimestre vinculada a la crisis de salud y (las) medidas de apoyo para empresas y hogares", como el trabajo a corto plazo y el aplazamiento de las contribuciones de los empleadores, que han sido gravados en Francia