El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, confirmó este martes en persona que dio positivo de coronavirus

Pese a que su país se convirtió en el segundo con más contagios de Covid-19, con más de 1.600.000, y en el tercero con más muertes, con más de 65.000, el mandatario mantuvo en todo momento una postura contraria al aislamiento obligatorio que estableció la mayoría de los gobernadores y frecuentemente minimizó los riesgos de la enfermedad.

En este contexto, Bolsonaro pronunció varias frases polémicas acerca del coronavirus, incluso algunas de carácter negacionista.

Una fantasía

"Obviamente tenemos actualmente una crisis, una pequeña crisis. A mi entender, eso del coronavirus es mucho más una fantasía, no es todo eso que los grandes medios propalan o propagan por el mundo", afirmó en Miami, durante su visita a los Estados Unidos el 10 de marzo.

Histeria

"Cuando se prohíben partidos de fútbol y otras cosas, se parte para la histeria. Prohibir una cosa acá, otra allá, no va a contener la expansión", dijo el 16 de marzo.

Gripecita

"En mi caso particular, por mi historial de deportista, en caso de que fuera contagiado, no necesitaría preocuparme. Nada sentiría, como mucho, una gripecita o un resfriadito", afirmó el 24 de marzo pasado tras dar negativo en un primer test que se hizo para saber si tenía o no el virus.

Por qué cerrar escuelas

"Lo que sucede en el mundo demostró que el grupo de riesgo es el de las personas mayores de 60 años. Entonces, ¿por qué cerrar las escuelas?", dijo también el 24 de marzo durante un mensaje televisivo.

Algunos van a morir

¿Van a morir algunos? Van a morir, lo siento. Esta es la vida, esta es la realidad.No podemos detener la fábrica de automóviles porque hay 60.000 muertes de tráfico al año, ¿verdad?”, afirmó el 28 de marzo durante una entrevista televisiva, luego de que la jueza Laura Bastos Corvalho prohibiese la campaña oficial contra la cuarentena " Brasil no puede parar".

Italia

"La mayoría de las muertes no tiene nada que ver con el coronavirus, nada que ver. Son personas que estaban en una región fría y todos con una media de edad de 80", afirmó también el 28 de marzo acerca de la situación de la pandemia en Italia.

El mayor desafío

Pese a mantener en casi todo momento una postura de minimización de la pandemia, en ciertas ocasiones Bolsonaro aceptó que el peligro del virus era mayor del que creía. "Es el mayor desafío de nuestra generación", admitió el 31 de marzo durante su mensaje a la nación, solo una semana después de llamar "gripecita" a la enfermedad. "Tenemos una misión, salvar vidas sin olvidarnos de los empleos", agregó en aquella oportunidad.

El 70 por ciento

"Igual se va a enfermar el 70 por ciento de la población y no tiene sentido huir de eso", dijo el 21 de abril durante un contacto con la prensa al salir de la residencia presidencial.

Venezuela

“El jefe de familia debe quedarse en casa teniendo hambre con su familia. Millones ya sienten cómo es vivir en Venezuela”, dijo en una crítica a la cuarentena impuesta en Brasil por los gobernadores, el 11 de mayo.

La OMS

"Hay algo detrás del respaldo a la cuarentena" por parte de la OMS, dijo Bolsonaro el 10 de junio, y agregó que el organismo multilateral "quiere quebrar a los países".