Las exportaciones chinas cayeron en noviembre 1,1% respecto a igual mes de 2018, afectadas por la guerra comercial con Estados Unidos, mientras que las importaciones crecieron 0,3%, informó hoy el director de estadística de la Administración General de Aduanas del país asiático, Li Kuiwen.

Los datos se conocieron una semana antes de la fecha fijada por el gobierno de Donald Trump en la que prevé imponer nuevos aranceles a productos chinos en caso de que ambas partes no lleguen antes a un acuerdo para empezar a resolver su contencioso comercial.

Pese al esperado repunte estacional por la temporada navideña, las exportaciones marcaron su cuarto mes consecutivo de descenso, que fue más pronunciado además que el del 0,9 por ciento registrado en octubre, señaló un cable de la agencia Efe.

Otro dato que causó sorpresa fue que las importaciones aumentaron 0,3% interanual, el primer incremento desde abril y el segundo en lo que va de año.

De esta forma, el superávit del comercio exterior chino descendió a 38.730 millones de dólares en noviembre frente a los 42.911 millones de dólares registrados en octubre pasado.

Los analistas no esperaban una caída de las exportaciones en noviembre y la mayoría pronosticó un crecimiento del 0,8 por ciento, debido especialmente al presumible efecto estacional de la cercanía de las fiestas navideñas en las ventas, especialmente de productos electrónicos.

Tampoco se esperaba la caída del superávit comercial, que los analistas situaban en 44.300 millones de dólares.

"El crecimiento económico y comercial internacional se ha ralentizado este año" pero "la economía china se mantiene estable", aseguró Li Kuiwen al dar a conocer los datos de noviembre.

Según la oficina de estadística, el superávit comercial de China con Estados Unidos cayó en noviembre hasta los 24.600 millones de dólares desde los 26.450 millones de dólares que marcó en octubre pasado.

A la par de lo que sucede en China, el impacto de la guerra comercial también se repercuten en los datos comerciales de Estados Unidos.

El déficit en el comercio internacional de bienes y servicios de Estados Unidos disminuyó un 7,6 % en octubre, para situarse en los 47.200 millones de dólares, en lo que supone el nivel mínimo en los últimos 16 meses.

Por su parte, las exportaciones estadounidenses bajaron un 0,2 %, hasta los 207.100 millones de dólares; mientras que las importaciones descendieron aún más, un 1,7 %, hasta los 254.300 millones de dólares, informó el jueves pasado Washington.