El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó este jueves que las inscripciones semanales al subsidio por desempleo en ese país disminuyeron en 7.000 y se mantienen por encima de la barrera de 400.000 prestaciones, situación que expone una leve recuperación del mercado laboral. 

A pesar de la baja, las solicitudes iniciales en los programas estatales de subsidios al desempleo fueron superiores a las esperadas, con un total de 411.000 personas entre el 14 y 19 de junio, en un contexto en el que los problemas en el ámbito de la salud por la pandemia de coronavirus (Covid-19) comienzan a mejorar en el país.

En esta línea, los reclamos iniciales todavía superan a los niveles pre-pandemia y muchos empleadores dicen que tienen problemas para encontrar trabajadores. 

Durante la semana que terminó el 12 de junio, los reclamos continuos por beneficios estatales en curso disminuyeron en 144.000 a 3,4 millones.

Los estados del país están poniendo fin a los programas de beneficios de desempleo federales debido a que están restringiendo la contratación. Por eso, la mitad de los estados de EEUU terminarán los programas federales antes de su fecha de vencimiento oficial en septiembre, lo que puede comenzar a reducir considerablemente las cifras de reclamos continuos en las próximas semanas.

Recuperación del empleo en EEUU

Los funcionarios de la Reserva Federal ( FED) se centran en lograr el máximo empleo, que definen como un "objetivo amplio e inclusivo". El martes, el presidente de la FED, Jerome Powell dijo que "el mercado laboral tiene un largo camino por recorrer y necesita un apoyo continuo".

Una semana atrás, el presidente de la FED reconoció que la recuperación del mercado de empleo estaba tomando "más tiempo del previsto".

"Las empleos recuperados tempranamente implicaron volver a su trabajo anterior", dijo Powell. "Ahora se trata de encontrar nuevos trabajos y esa es una función de emparejamiento que requiere más mano de obra y más tiempo".