El número de empleos sin ocupar en los Estados Unidos alcanzó un récord de 10,9 millones vacantes durante julio, según indicó el Departamento del Trabajo en Washington.


La encuesta de vacantes y rotación laboral (conocida como JOLTS, por sus siglas en inglés) arrojó un total de 10,9 millones de vacantes en julio, con un incremento de 700.000 nuevos puestos respecto de los 10,2 millones de junio.

La cifra supera las expectativas, ya que de acuerdo con un grupo de economistas encuestados por la agencia Bloomberg, se esperaba un total de 10 millones sin marcar grandes modificaciones respecto al periodo anterior.

Luego de millones de despidos al comenzar la pandemia de coronavirus, el rápido crecimiento de la actividad económica provocó que ahora muchas empresas se encuentren con una escasez de personal.

Contagios

Se volvió común encontrar carteles de búsqueda laboral en los negocios estadounidenses, como también la presencia de restaurantes que reducen sus horas de operación por este motivo.

Pese a los incentivos ofrecidos por las compañías (como bonos especiales o mayores salarios), el mercado laboral continúa limitado por la crisis de coronavirus: el porcentaje de estadounidenses empleado o que está buscando empleo activamente se sitúa en 61,7% cuando, previo a la pandemia, era del 63,7%.

Asimismo, de acuerdo con datos del último reporte de empleo de agosto, 5,6 millones de personas manifestaron no poder trabajar debido a la pandemia.

El mismo índice, publicado el pasado viernes por el Departamento del Trabajo, arrojó un descenso en el desempleo de 5,4% a 5,2% respecto del mes anterior.

Sectores

El temor por la variante Delta podría atrasar aún más la recuperación del mercado laboral: el número de vacantes superó por 4,3 millones a las nuevas contrataciones, una diferencia no vista desde el 2000 y, asimismo, se situó más de 2 millones por encima del número de desempleados (8,7 millones en julio).

El mayor incremento de vacantes se registró en los sectores de salud y asistencia social; finanzas y seguros, y alojamiento y servicios de alimentos.

En tanto, las contrataciones efectivas totalizaron 6,7 millones en julio, y se dieron sobre todo en el sector minorista y manufacturero.

De acuerdo con una encuesta de la Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB, por sus siglas en inglés), la mitad de los dueños de las pequeñas empresas señalaron que tenían posiciones vacantes sin ocupar durante agosto.