La líder de la extrema derecha en Francia, Marine Le Pen, afirmó que el candidato ultraderechista en Brasil, Jair Bolsonaro, “dice cosas extremadamente desagradables”, al tomar distancia del rechazo que generaron sus declaraciones homofóbicas y contra la diversidad étnica”.

En una entrevista televisiva en France 2, Le Pen aseguró que no ve a Bolsonaro como un “candidato de extrema derecha”, a pesar de que el aspirante presidencial brasilero defiende posturas ultraconservadoras.

“Desde el momento en que un candidato habla cosas desagradables, en Francia es catalogado de extrema derecha”, matizó Le Pen según reproduce el sitio RT en español para distanciarse de Bolsonaro, quien ha hecho comentarios denigrantes contra las comunidades afrodescendientes, los colectivos de la sexodiversidad y las mujeres.

Para la política francesa -quien está en campaña por las elecciones en el Parlamento europeo- , el ascenso de Bolsonaro en la primera vuelta fue producto del enfoque que le dio a su campaña, dirigida al tema de la seguridad y el combate contra la corrupción: “Hay una criminalidad endémica que alcanza la libertad de los brasileños y, ante la tolerancia del gobierno anterior, lanzaron la alerta de que la seguridad es una prioridad”, apuntó Le Pen.