El aborto recibió media sanción en la Cámara Baja y los medios más importantes del mundo reflejaron esta aprobación en sus portales. Estados Unidos, España e Inglaterra son algunos de los países donde se pueden leer noticias sobre la decisión que tomaron los Diputados sobre el proyecto que envió el Poder Ejecutivo.

The New York Times, un medio caracterizado por ser liberal demócrata, tituló “Argentina avanza hacia el aborto legal en medio de la presión por los derechos de las mujeres” y destacó la importancia de las gestiones realizadas por el presidente, Alberto Fernández.

“Fue una victoria legislativa para Fernández, quien ha dedicado fondos y capital político a mejorar las condiciones de las mujeres y de las personas homosexuales y transgénero, incluso cuando Argentina lucha con la mayor crisis financiera en una generación”, describió el diario norteamericano. 

Del otro lado del océano Atlántico, el diario El País muestra varias intervenciones de los legisladores y comenta que “los diputados comenzaron a debatir alrededor de las once de la mañana en una sesión muy polarizada mientras miles de personas seguían sus intervenciones a través de pantallas gigantes en una plaza dividida en dos por vallas: a un lado, la marea verde a favor de la legalización del aborto. Del otro, los celestes que lo rechazan”.

Un poco más al norte, en Inglaterra, The Guardian, el medio gráfico más importante del país comenta la aprobación y destaca los simbolismos de la lucha a favor del aborto: “El impulso a la reforma en Argentina es parte de una “ola verde” pro-aborto que se extiende por América Latina, simbolizada por el pañuelo verde que se ha convertido en la bandera reconocible al instante de la campaña en toda la región”.

También en Europa, el medio Deutsche Welle (DW) de Alemania escribe en su sitio en español los principales lineamientos del proyecto y sostiene que “el proyecto representa un fuerte cambio respecto a la situación actual -hoy solo se permite abortar legalmente si la mujer sufrió una violación o corre peligro su vida- y autoriza la objeción de conciencia de los facultativos que no quieran participar del aborto”.