La Organización Mundial de la Salud teme que los países europeos respondan tras la crisis del coronavirus recortando el sector salud, como hicieron luego de la crisis financiera del 2008, y en consecuencia hizo un llamado a “evitar la austeridad”.

“La prioridad tiene que ser invertir en salud, protección social, y sobre todo, evitar la austeridad que ha devastado la vida de tantos en Europa”, destacó el director general de la OMS en Europa, Hans Kluge.

La OMS consideró que la recuperación europea tiene que llevar a una “economía del bienestar” que “proporcione una red de seguridad para todo el mundo” y lamentó que el gasto en sanidad se redujera en la mitad de los países europeos los años posteriores a la crisis financiera del 2008.

”Aquellos recortes impidieron a mucha gente acceder a la atención médica que necesitaban”, dijo Kluge. Hasta un 9% de los hogares europeos se vieron empujadas a la pobreza para tener que pagarse la asistencia médica, apunta la OMS.

Sin embargo, remarcó que hubo ejemplos de países y comunidades que ayudaron a aliviar los problemas. En este sentido, mencionó los programas de asistencia para el alquiler de viviendas para personas sin hogar en España, y la forma en que las organizaciones de voluntarios de Serbia ayudaron a los niños romaníes con la enseñanza a distancia.

En la región europea de la OMS, que agrupa a 53 países, se han registrado 2 millones de casos, es decir, el 38% del total mundial. Además, la región fue responsable de la mitad de las muertes de Covid-19 a nivel mundial, lo que se traduce en más de 175.000 muertes, ha apuntado. España, Italia, Gran Bretaña y Francia han sido responsables del 72% de todas las muertes por Covid-19 en la región europea de la OMS.