El nuevo ministro británico de Exteriores, Jeremy Hunt, pidió a los gobiernos de Alemania y Francia que propicien un acuerdo "sensato" de Brexit que favorezca el empleo, en una entrevista publicada por The Evening Standard.

En declaraciones al vespertino londinense, dirigido desde 2017 por el antiguo ministro conservador George Osborne, Hunt advirtió que "aumenta cada día" la posibilidad de que las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea ( UE) acaben sin acuerdo, lo que, avisa, causaría el caos para ambas partes, informó Efe.

Hunt dijo que la actual posición de la UE, que descartó buena parte de las propuestas británicas, podría causar "el colapso de las relaciones y de la confianza entre el Reino Unido y los Veintisiete".

En opinión de Hunt, que sustituyó en el cargo a Boris Johnson, esto sería "un profundo error geoestratégico". "Hay una verdadera probabilidad de acabar sin acuerdo de forma accidental. Todo el mundo asume, no, no, no, esto no pasará. Bueno, pues la verdad, sí podría" pasar, sostiene.

" Francia y Alemania deben enviar una señal clara a la Comisión (Europea) de que hemos de negociar un resultado pragmático y sensato que proteja el empleo a ambos lados del Canal (de la Mancha), porque por cada empleo perdido en el Reino Unido, habrá empleos perdidos también en Europa si el Brexit no va bien", declara.

Hunt cree que un eventual no acuerdo sería "una tragedia" para el continente europeo que cambiaría "la actitud de los británicos hacia Europa durante una generación".

El ministro insistió en lo dependientes que son las empresas europeas de la financiación procedente de la City de Londres aunque el Gobierno francés no oculta que trata de atraer a las empresas del sector hacia París.

"La City encontrará maneras de florecer, al margen del resultado de las negociaciones del Brexit, sostiene, incidiendo en que, en cambio, el impacto sería "profundo" para las compañías continentales.

Hunt asegura que el Gobierno británico tiene una voluntad renovada desde la marcha de Johnson y el exministro para la salida de la UE, David Davis -sustituido por Dominic Raab-, que eran partidarios de un Brexit duro y que no cesaban de oponerse a los planes de la primera ministra, Theresa May.