El Gobierno británico ya gastó cerca de 4.400 millones de libras (unos 5.000 millones de euros) en preparativos para que el Reino Unido abandone la Unión Europea. Según el informe de la Oficina Nacional de Auditoría (NAO), la mayoría de los fondos se utilizaron para contratar empleados, en la construcción y remodelación de infraestructuras, en consultoría externa y en campañas.

Según el organismo responsable de auditar las cuentas del ejecutivo, que es independiente y autónomo del Parlamento, el Gobierno conservador ya utilizó el 70% del presupuesto total de 6,3 mil millones de libras que dispone para preparar al país para el « Brexit" en el período comprendido entre el referéndum de junio de 2016 y el día de salida de la UE, el 31 de enero de este año .

En este sentido, NAO aclara que no tienen la intención de hacer un juicio de valor sobre la estrategia o las prioridades de Downing Street en la distribución y uso de fondos. Son 39 mil millones de libras las que el Reino Unido tendrá que pagar a la UE, bajo los términos del acuerdo de divorcio.

«Este informe proporciona, por primera vez, una imagen clara de cuánto gastó el Gobierno y dónde se gastó el dinero", dijo el director de NAO, Gareth Davies.

Según el informe, de los 4.400 millones desembolsados, 1.900 millones se utilizaron para contratar personal, y en octubre del año pasado se alcanzó el número máximo de personal involucrado en los preparativos, unos 22 mil funcionarios públicos.