El presidente de México, Andrés López Obrador, exhortó a sus conciudadanos a "seguir saliendo a la calle" pese a que el país escaló al séptimo puesto mundial entre los que tienen más casos de coronavirus y al cuarto entre los que registran más muertes por la enfermedad.

No obstante, el mandatario reconoció la existencia de rebrotes de coronavirus en algunos estados mexicanos, un mes después de haber descartado esa posibilidad, cuando había iniciado la reapertura de actividades en el país.

"Tenemos que ir saliendo a la calle y que comprendan quienes quisieran que siguiera el confinamiento o el retiro que son situaciones distintas", dijo en referencia a quienes viven de la economía informal y dejaron de tener ingresos con la cuarentena.

"Ya nos han enseñado mucho de cómo cuidarnos, de la sana distancia, de la higiene personal, que nosotros actuemos con absoluta libertad, que sí hay que seguir las recomendaciones médicas pero depende mucho de nosotros" no infectarse, agregó.

López Obrador dijo que "hay que cuidar nada más que no haya rebrotes", como sucedió "en algunos estados donde ya iba en descenso la pandemia" y en los que "hubo demasiado relajamiento y volvió a levantarse el contagio", según la agencia de noticias EFE.