El presidente Andrés Manuel López Obrador planteó en la cumbre del G20 quitar montos y pagos de deuda a países pobres y garantizar que naciones de ingresos medios tengan acceso a créditos con tasas de interés equivalentes a las de los desarrollados.

Durante su participación en la segunda jornada de la cumbre virtual de los líderes del G20 que organizó Arabia Saudíta, presidida por el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud, López Obrador pidió "hacer realidad el compromiso de quitar montos de deuda y del pago de servicio de la deuda a naciones pobres del mundo".

Además de garantizar que "los países de ingresos medios puedan tener acceso a créditos con tasas de interés equivalentes a las que están vigentes en países desarrollados".

Agregó que la deuda creció a partir de la pandemia en un promedio del 20% "y si no abordamos este asunto desde ahora, en el futuro se va a convertir en otra amenaza para la estabilidad económica y al bienestar social".

El mandatario mexicano aseguro que "la cooperación y la ayuda mutua permitirá a todas las naciones superar este doloroso periodo".

Dijo que confía en que los líderes del G20 "sean capaces de dejar en la historia un ejemplo de cómo hacer frente a una amenaza sanitaria mundial y a una grave crisis económica, mediante la aplicación del principio de la fraternidad universal".

Recordó que la pandemia, en el caso de México afectó la actividad productiva y el crecimiento disminuyó en una proporción sin precedentes en los últimos 90 años, con una caída acumulada del producto interno bruto (PIB) del 9,6 % en los primeros nueve meses del año.