Casi un 57% de los catalanes sigue confiando en un proceso de negociación entre la Generalitat y el gobierno central para resolver el conflicto territorial.

Según una encuesta publicada por La Vanguardia, algo más de un tercio descarta esa salida y la cifra más alta de escépticos se sitúa entre los votantes del PP, la CUP y JxCat.

Sobre el futuro de la región, un 46% considera perfectamente posible que el proceso soberanista se reanude de nuevo tras las elecciones autonómicas (aunque algo más del 44% lo descarta) y sólo un 43% cree que la solución más probable al conflicto catalán sea una reforma de la Constitución (que no prevé casi un 50% de los consultados).

En paralelo más del 68% de los consultados cree que la economía catalana se ha resentido a raíz de la voluntad de declarar la independencia de manera unilateral (la DUI), aunque casi un 30% no tiene esa percepción.