Los salarios en Estados Unidos están aumentando a medida que la economía sigue recuperándose del golpe recibido por la pandemia, pero los incrementos no se están produciendo a un ritmo que pueda provocar una mayor inflación, dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

"Hemos visto un aumento significativo de los salarios", dijo Powell durante una audiencia ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. "No vemos que suban a un ritmo preocupante que tienda a provocar una inflación más alta, pero eso es algo que estamos observando con mucha atención".

Powell también aseguró que la recuperación económica de Estados Unidos es más fuerte que la de otras economías importantes, gracias en parte a un apoyo fiscal más robusto.

Pero con millones de estadounidenses aún sin trabajo, las autoridades del banco central deben equilibrar su mandato de lograr el máximo empleo con su objetivo de estabilidad de precios, según Powell.

"Tenemos que equilibrar esos dos objetivos cuando están en tensión, como lo están ahora", dijo Powell. "Pero les garantizo que usaremos nuestras herramientas para asegurarnos de que esta alta inflación que estamos experimentando no se arraigue".

Crecimiento

No obstante, desde el mercado laboral llegan buenas noticias. El sector privado de Estados Unidos agregó 534.000 puestos de trabajo en noviembre, informó el jueves la firma de servicios a empresas ADP.

La cifra sigue a los 570.000 empleos creados en octubre, lo que refleja la evolución del mercado laboral, especialmente en lo que respecta a las empresas de servicios.

El dato se divulga antes de que se conozcan cifras oficiales de empleo el viernes.

"La recuperación del mercado laboral siguió con impulso a pesar de los desafíos el mes pasado", dijo la economista en jefe de ADP, Nela Richardson, y señaló que el promedio de creación de empleos fue de 543.000 en los últimos tres meses.

El sector de servicios, que domina la economía estadounidense, agregó 434.000 puestos de trabajo, 136.000 de ellos en el capítulo de ocio y hostelería, el que sufrió mayor impacto por la pandemia de coronavirus, según el informe.

Faltantes

Las firmas productoras de bienes agregaron 110.000 trabajadores, 50.000 de ellos en manufactura, sector que el presidente Joe Biden convirtió en una prioridad.

Richardson dijo que la economía ya restauró 15 millones de puestos de trabajo desde que comenzó la recuperación, pero que aún faltan cinco millones para volver a los niveles previos a la pandemia.

Sin embargo, "es demasiado pronto para saber si la variante ómicron (del coronavirus) podría ralentizar la recuperación de puestos de trabajo en los próximos meses".