Los servicios se han convertido en el componente más dinámico del comercio internacional y seguirán expandiéndose en las siguientes décadas, si la cooperación internacional aumenta para apoyar esta expansión, según un informe de la Organización Mundial del Comercio ( OMC) publicado ayer.

El informe, presentado durante el Foro Público de la OMC en Ginebra, destaca que el comercio de servicios, desde distribución hasta servicios financieros, puede ayudar a los países a impulsar el crecimiento económico, ampliar la competitividad de las empresas nacionales y promover la inclusión.

En promedio, los servicios representan actualmente cerca de la mitad del producto interno bruto ( PIB) mundial y, para las economías desarrolladas, la proporción oscila en tres cuartas partes del PIB, con una proporción cada vez mayor en las economías en desarrollo, según el informe.

De acuerdo con el informe, el comercio de servicios ha crecido 5,4% anual desde 2005 y el comercio de bienes ha crecido 4,6% en promedio. El comercio de servicios informáticos y de investigación y desarrollo ha registrado el crecimiento anual más rápido en la última década.

El informe encontró que si los países en desarrollo pueden adoptar las tecnologías digitales, su parte en el comercio mundial de servicios podría incrementarse un 15% para 2040.