Los talibanes anunciarán "pronto" un marco que permita a las adolescentes asistir a las escuelas de secundaria en Afganistán, dijo un alto funcionario de la ONU, después de cuatro semanas de prohibición.

El grupo islamista lleva semanas diciendo que permitirán que las jóvenes vuelvan a los centros educativos lo antes posible.

"El Ministro de Educación nos comentó que están trabajando en un marco, que anunciarán pronto, que permitirá a todas las chicas ir a la escuela secundaria", indicó el director ejecutivo adjunto de Unicef, Omar Abdi, desde la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

En esa misma línea, el vocero talibán Bilal Karimi dijo a la agencia EFE que “nuestros esfuerzos están centrados en reabrir pronto las escuelas (secundarias) de niñas para que el proceso educativo vuelva a la normalidad”,

Condiciones

El vocero explicó que la formación islamista está trabajando en el diseño de un sistema para garantizar la seguridad de las niñas en las escuelas, al tiempo que se respeten los valores y principios tanto del islam como del pueblo afgano.

Los talibanes permitieron que las niñas asistieran a la primaria inmediatamente después de que tomaron el poder en agosto, pero han mantenido que ni las adolescentes ni sus maestras pueden volver aún a sus secundarias.

Al respecto, Karimi puntualizó que “todavía estamos ocupados trabajando en el marco, las directrices y las regulaciones para las escuelas de niñas” y, poco a poco, las escuelas empezarán a abrir en base a estas medidas, precisó.

Los funcionarios talibanes han dicho previamente que las jóvenes sólo podrán volver a clase cuando se pueda garantizar la estricta segregación por sexo que marca la interpretación de la sharía que hace el grupo, y que eso llevará tiempo.

Normalización

"Millones de chicas en edad de asistir a la escuela secundaria están perdiendo la educación por vigésimo séptimo día consecutivo", lamentó Abdi.Pero añadió que cinco de las 34 provincias de Afganistán ya están permitiendo que las jóvenes acudan a clase: Balkh, Jawzjan y Samangan en el noroeste, Kunduz en el noreste y Urozgan en el suroeste.

Los talibanes anunciaron el pasado 18 de septiembre la reapertura de los colegios para los niños en todos los niveles, mientras que para las niñas se limitó a la educación primaria, agregó EFE.

En su pasado Gobierno en Afganistán, de 1996 a 2001, los talibanes le negaron a las niñas y a las mujeres el derecho a una educación, al trabajo y a la vida pública.

“Se han reabierto escuelas en algunas provincias y ahora estamos trabajando para reabrirlas también en Kabul”, dijo a EFE Mashal Afghan, miembro de la comisión cultural de los talibanes.