La wiphala volvió a flamear en la Casa de Gobierno boliviana luego de 11 meses del Golpe de Estado que provocó la renuncia de Evo Morales. El ex ministro de Economía, Luis Arce Catacora vencedor de las elecciones del pasado 18 de octubre juró esta mañana como el nuevo presidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia ante Asamblea Legislativa Plurinacional.

Minutos antes prestó juramento el vicepresidente David Choquehuanca en el edificio del Parlamento, ataviado con grandes banderas de Bolivia y wiphalas.

"Triunfó la democracia intercultural", vitoreó Arce en su primer discurso como el flamante presidente de Bolivia y destacó que la victoria del Movimiento al Socialismo (MAS) en las urnas es producto de la "conciencia de un pueblo" que no quiere "libertad y bienestar para todos" y no para "unos pocos". 

"La democracia es un valor fundamental de los pueblos, no sólo es el voto, sino también es la participación de todos, sin la exclusión de nadie y es la protección de los derechos civiles y políticos", señaló el mandatario. 

Arce puntualizó que esos derechos fueron "mutilados" durante casi un año de gobierno de facto. "Se quemó nuestra wiphala que es como quemarnos a nosotros mismos", señaló en referencia a lo que sucedió el 10 de noviembre de 2019 por parte de quienes tomaron el poder boliviano. 

"Vamos a trabajar para recuperar el crecimiento económico que el gobierno de facto hizo añicos", prometió Arce Catacora y enfatizó que los problemas económicos y sociales producto del golpe de Estado se profundizaron con el avance de la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Además, el presidente llamó a la unión latinoamericana y planteó la recuperación de la Unasur como organismo de coalición "independientemente de la posición política de los gobiernos". 

Minutos antes, el vicepresidente Choquehuanca brindó su discurso de asunción en el que destacó que los bolivianos deben "superar el odio" para "volver al camino noble de la verdad y la unidad". 

"Nuestra lucha es contra todo tipo de sometimiento y contra todo pensamiento único colonial y patriarcal venga de donde venga", aseguró Choquehuanca mientras que en los balcones del Parlamento estaba el rey de España, Felipe VI.

El vicepresidente hizo especial énfasis en la "empatía" para sustituir al "egoismo individualista" y así volver a conectarse con las "raíces colectivas", "volver a la Pacha".

"Nadie tiene que sentirse dueño de nadie ni de nada. Vamos a proponer las conciliaciones opositoras para buscar soluciones entre la derecha y la izquierda", aseveró.

Durante el acto de asunción no estuvo presente Evo Morales, pero este lunes emprenderá el regreso a su tierra natal desde Argentina con una caravana por tierra junto al ex vicepresidente Álvaro García Linera. El presidente Alberto Fernández, que hoy se encuentra en Bolivia por la ceremonia de Arce, despedirá mañana a Morales y García Linera desde La Quiaca, quienes abandonarán así su refugio político en el país.

Autoridades globales presentes en la asunción de Arce 

Con la participación de líderes de más de 10 países, la ceremonia fue la primera en 14 años -en la que la presidenta de facto saliente Jeanine Áñez decidió no participar- y constituyó el retorno del Movimiento Al Socialismo (MAS) al poder.

Para esta oportunidad la Cancillería extendió cerca de 120 invitaciones a jefes de Estado y organismos internacionales.

El presidente Alberto Fernández arribó esta mañana a la ceremonia de asunción del nuevo mandatario de Bolivia acompañado por una comitiva que integran el canciller Felipe Solá; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

El presidente Fernández; el rey de España, Felipe VI; el vicepresidente del gobierno español, Pablo Iglesias; el presidente de Colombia, Iván Duque, y el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, son algunos de las otras autoridades que participaron.

Además, estuvieron presentes delegaciones de Chile, República Dominicana, Venezuela, Perú, Estados Unidos, Uruguay, Japón, Rusia y Nicaragua.