Ex presidentes progresistas de Sudamérica se reunirán mañana en el marco del Foro Social Mundial en Salvador, Brasil, para rechazar las políticas neoliberales y plantear formas de resistencia a la “quita de derechos” en la región.

Para la cita de este año en Salvador son esperados expresidentes emblemáticos de la izquierda en América Latina, como los brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, el uruguayo Pepe Mujica, el paraguayo Fernando Lugo y la argentina Cristina Fernández, que participarán mañana de la Asamblea de Defensa de la Democracia, que tendrá lugar en el estadio Pituaçu.

Bajo el lema “Resistir es crear. Resistir es transformar”, el principal objetivo de los organizadores del Foro es definir “estrategias de resistencia social a las políticas neoliberales de desmonte de los derechos sociales y el enfrentamiento a los golpes antidemocráticos en diversos países”.

Salvador espera recibir entre hoy y el sábado a unos 60.000 militantes de 120 países para la decimotercera edición del Foro Social Mundial, la llamada cumbre de las organizaciones no gubernamentales y de los movimientos sociales y populares.

Esta será la séptima vez que Brasil recibirá al Foro que nació en 2001 en la sureña ciudad brasileña de Porto Alegre y que se define como el contrapunto del Foro Económico Mundial, el tradicional encuentro de autoridades y empresarios y cuya nueva edición para América Latina será inaugurada por coincidencia este martes en Sao Paulo, el principal polo económico del gigante suramericano.

Además de la edición inaugural de 2001, Porto Alegre fue la sede del Foro Social en 2002, 2003, 2005 y 2012. La amazónica ciudad brasileña de Belén organizó la cita de 2009 y ahora Salvador, en la empobrecida región del nordeste de Brasil, albergará la de 2018.

Los otros países que se han turnado la sede de este foro en el que tienen fuerte voz partidos y sindicatos de izquierda han sido India en 2004, Kenia en 2007, Senegal en 2011, Túnez en 2013 y Canadá en 2016.

La gran mayoría de las reuniones se concentrará en el Campus de Ondina de la Universidad Federal de Bahía (UFBA).

Los militantes antiglobalización se reúnen en un momento en que, tras años de gestiones de izquierda, abundan en América Latina los gobiernos de centroderecha partidarios del liberalismo económico y de la flexibilización de regímenes como el laboral.

La cita en Salvador, como es tradicional en el Foro Social, comenzará con una multitudinaria marcha, que está prevista para esta tarde entre Campo Grande y la histórica plaza Castro Alves, en el centro de la capital de Bahía, el estado de mayor población negra de Brasil.