El expresidente de Brasil Luis Inácio Lula da Silva aseguró que si está "sano", se presentaría a la Presidencia en 2022, aunque recalcó que la prioridad es echar al actual mandatario, Jair Bolsonaro.

En una entrevista concedida con la cadena portuguesa RTP, el exmandatario brasileño confirmó la posibilidad de participar en las próximas elecciones presidenciales de 2022, aunque recalcó que no es una prioridad para él y que lo haría porque necesita trabajar por el país.

"No necesito ser candidato a presidente de la República. Evidentemente, no voy a decir que no, ni tampoco que sí. Esperaremos a la llegada de 2022, necesitemos saber cómo será el panorama político", señaló el exjefe de Estado.

Asimismo, el también fundador del Partido de los Trabajadores ( PT), manifestó que de cara al 2022 el PT decidirá si presenta a un candidato a los comicios o si forma parte de un "frente amplio". No obstante, calificó de "única verdad" la incompetencia de Bolsonaro.

Por otra parte, al ser preguntado sobre el exjuez y exjefe de Justicia, Sergio Moro, por quien fue juzgado debido a su presunta relación con la operación Lava Jato, dijo que es muy evidente que Moro nunca actuó como juez, sino como opositor personal y político de Lula.

El 8 de marzo, el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, anuló las condenas contra Lula y argumentó que la corte que las dictaminó no tenía competencia para investigar el caso. El fallo del STF brindará la posibilidad de que Lula vuelva a presentarse como aspirante a las elecciones presidenciales de 2022.