El juez Ricardo Lewandowski, del Supremo Tribunal Federal de Brasil, determinó que la defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva acceda a mensajes recogidos en una operación para desarticular una banda de delitos cibernéticos.

En el marco del operativo llamado Spoofing (usurpación), la Policía Federal detuvo a fines de julio en Sao Paulo a cuatro sospechosos de hackear los teléfonos celulares del exjuez y exministro de Justicia Sergio Moro y de otras autoridades y fiscales de la operación Lava Jato.

En ese periodo, el sitio web The Intercept Brasil publicó una serie de conversaciones entre Moro y fiscales de la Lava Jato, entre ellos el coordinador Deltan Dallagnol, que pusieron al desnudo la falta de imparcialidad del exmagistrado y su influencia en procedimientos y estrategias de la Lava Jato, así como sus claras intenciones de condenar sin pruebas a Lula.

De esta forma, el juez del décimo Tribunal Penal Federal del Distrito Federal compartirá el contenido con los abogados del exdirigente obrero, aunque sólo podrán tener acceso a las conversaciones que "le conciernen, directa o indirectamente, así como a las relacionadas con las investigaciones y los procedimientos penales contra él presentados en el décimo tercer Tribunal Penal Federal de Curitiba o en cualquier otra jurisdicción, aunque sea extranjera".