El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil postergó hasta el próximo 4 de abril la votación sobre el habeas corpus presentado por la defensa del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, para que este pueda recurrir en libertad la condena por corrupción a 12 años y un mes de prisión que le dictaron en segunda instancia. Por lo que al menos hasta esa fecha, el ex mandatario no podrá ser encarcelado.

La defensa de Lula presentó un recurso de habeas corpus preventivo ante el STF, pero este fue negado; y otro ante un juez de la Corte Suprema, que también lo rechazó, pero que decidió trasladar el dictamen final al pleno del STF, que debía fallar ayer pero suspendió la votación. En los hechos, esto implica que el ex presidente no podrá ser encarcelado al menos hasta esa fecha.

El Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, con sede en Porto Alegre, había anunciado que el próximo lunes 26 de marzo será el juicio por el recurso interpuesto por Lula contra la pena de 12 años a la que fue condenado por supuesta corrupción.

La fiscal general de Brasil, Raquel Dodge,había pedido rechazar el hábeas corpus presentado para evitar la detención del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, al considerar que la corte suprema debe ratificar que cualquier condenado puede ir a la cárcel sin esperar a la tercera instancia.

Lo hizo al inicio de la sesión en la cual los 11 jueces del Supremo Tribunal Federal debían decidir si la semana que viene Lula iba a prisión luego de haber sido condenado en dos instancias o si, como dice la Constitución, puede estar libre hasta que el máximo tribunal trate su caso. El abogado de Lula, Roberto Batocchio dijo ante el Supremo Tribunal Federal que no respetar el precepto constitucional es la llegada del "autoritarismo" y que existe una "voluptuosa intención de detener a un presidente" por un sector del Poder Judicial. "La Constitución y el Código Penal están bajo amenaza de muerte. Nadie está por encima de la ley pero nadie puede ser abandonado por el orden jurídico. Cumplir la pena antes de la tercera instancia viola la Constitución", dijo el letrado.