El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, agradeció por su participación en el diálogo iniciado el fin de semana en la República Dominicana a las fuerzas de la oposición a su gobierno, las que a su vez subrayaron su propósito de alcanzar un "acuerdo político y humanitario" en esas negociaciones.

"Le doy las gracias a la (coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática) MUD por su espíritu colaboracionista en la instalación de esta mesa de diálogo", dijo Maduro durante su programa dominical de televisión.

El mandatario también agradeció a Bolivia, Chile, México, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas, cuyos gobiernos actuaron como facilitadores del diálogo, y a la República Dominicana, por albergar las conversaciones que continuarán el 15 de este mes.

Asimismo, Maduro invitó a dirigentes de los cuatro partidos más grandes de la MUD a una "reunión especial esta semana" en el palacio presidencial de Miraflores, para analizar la agenda del diálogo.

El jefe del Estado invitó al presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento), Julio Borges, por Primero Justicia (PJ); a los diputados Luis Florido y Enrique Márquez, por Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT), respectivamente, y a Timoteo Zambrano, por Acción Democrática (AD).

En tanto, dos voceros de la MUD afirmaron que asisten al diálogo "sin falsas expectativas, con firmeza y objetivos claros", con el objeto de conseguir "un acuerdo político y humanitario".

"Seguimos trabajando, evaluando, planificando, firmes en aprobar un acuerdo político y humanitario para producir el cambio necesario y lograr un vigoroso porvenir en nuestra Venezuela", dijo el diputado Simón Calzadilla, uno de los negociadores de la MUD, en su cuenta de Twitter.

"Las propuestas de la MUD forman ya parte de un marco con respaldo internacional que pasan a ser revisadas por las partes; sin falsas expectativas, con firmeza y objetivos claros, la batalla por el cambio continúa", sostuvo el secretario político de la coalición, Ángel Oropeza, reportó la agencia EFE.

Delegados del oficialismo y la MUD se reunieron el viernes y el sábado en Santo Domingo luego de dos tentativas frustradas en los últimos meses y de que los últimos antecedentes de diálogo entre ambos sectores, uno en 2014 y otro en 2016, quedaran truncos a poco de comenzar.

El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, afirmó que las conversaciones terminaron con "significativos avances", aunque no se anunciaron acuerdos.