El pastor evangélico y empresario Javier Bertucci se convirtió ayer en el sexto postulante a la Presidencia de Venezuela para las elecciones presidenciales del 22 de abril próximo, luego de que el Poder Electoral extendiera por 48 horas el plazo para registrar las candidaturas, que originalmente vencía anoche.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) confirmó que hasta anoche se habían anotado cinco candidatos, entre ellos el presidente Nicolás Maduro, que aspira a ser reelecto, tres chavistas disidentes poco conocidos y con escasa o nula estructura política, y un ex gobernador supuestamente opositor, y más tarde reportó que el independiente Bertucci cumplió el trámite hoy.

De 48 años y líder de una iglesia pentecostal en Carabobo, Bertucci posee empresas radicadas en Estados Unidos, Panamá y la República Dominicana; en 2010 estuvo preso seis meses por contrabando de combustible, y en 2016 la investigación Panamá Papers lo mencionó por utilizar compañías y fondos offshore.

Los chavistas disidentes son el general retirado Francisco Visconti, el pastor evangélico y empresario Luis Ratti y el ingeniero Reinaldo Quijada.

El ex gobernador es Henri Falcón, quien se inscribió en desobediencia a la decisión de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de no concurrir a los comicios y cuya candidatura fue deplorada expresamente por esa coalición opositora.