El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió ayer "no me tengan miedo" y prometió que a pesar de no ser "bienvenida su presencia", concurrirá a la Cumbre de las Américas que se realizará en Lima, así "llueva, truene o relampaguee".

"Llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar llegaré a la Cumbre de las Américas con la verdad de la patria", señaló Maduro en una conferencia de prensa en el palacio presidencial venezolano al retar al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, anfitrión del evento, que anunció esta semana que el mandatario venezolano no sería bienvenido en la capital peruana.

"¿Me tienen miedo?, ¿No me quieren ver en Lima?", expresó el mandatario al exhortar a sus colegas de la región a realizar una reunión para discutir las "verdades nuestras".

Asimismo, Maduro instó a sus colegas Juan Manuel Santos de Colombia, Mauricio Macri de Argentina y Kuczynski a hacer un "curso básico de democracia y tolerancia ideológica y política".

La ministra de Relaciones Exteriores de Perú, Cayetana Aljovín, había anunciado el martes por la noche luego de una reunión de los cancilleres del grupo de Lima, que agrupa a unos 14 países de la región, que la presencia de Maduro "ya no será bienvenida" en la octava Cumbre de las Américas.

Maduro instó a Santos, Macri y Kuczynski a hacer un “curso básico de democracia”

Tras el encuentro en Lima los cancilleres emitieron un comunicado en el que manifestaron el rechazo del bloque a la convocatoria a elecciones presidenciales anticipadas, que acordaron las autoridades electorales venezolanas para el 22 de abril y que ha sido rechazada por Estados Unidos, la Unión Europea y otros gobiernos.

El adelanto de los comicios se dio luego del fracaso de las negociaciones que mantuvieron por más de un mes el gobierno y la oposición venezolana en República Dominicana, con el apoyo de la comunidad internacional.

El grupo de Lima, que integran Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Brasil y Costa Rica, exhortó a Venezuela a presentar un nuevo calendario electoral y permitir la participación de todos los actores políticos del país.

Maduro ratificó que pese a los cuestionamientos internacionales habrá elecciones presidenciales en Venezuela el próximo 22 de abril.