El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó ayer refinanciar y reestructurar “todos los pagos externos” del país a partir de hoy, aunque aseguró que liquidará los 1.121 millones de dólares que debe pagar a los tenedores de uno de los bonos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

“He ordenado que a primera hora de mañana viernes, 3 de noviembre se inicie el pago del Bono PDVSA 2017, pero luego de este pago, a partir de hoy, decreto un refinanciamiento y una reestructuración de la deuda externa y de todos los pagos de Venezuela”, dijo Maduro en cadena nacional ayer.

El presidente venezolano ordenó convocar a todos los bancos y tenedores de bonos que estén involucrados con los pagos internacionales.

“Vamos a hacer un reformateo completo de los pagos externos para hacer un equilibrio y cubrir las necesidades del país”, aseguró Maduro en su discurso desde el paseo de los Próceres.