El ex futbolista argentino Diego Maradona fue una fi gura convocante ayer en el acto del cierre de campaña del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para las elecciones presidenciales del próximo domingo, en las que busca ser reelecto.

El ex jugador, campeón del mundo con Argentina en el Mundial de México 1986, fue el centro de atención en el escenario de cierre de la campaña de Maduro en Caracas, y se declaró “un soldado” del mandatario y candidato.

Maradona fue la atracción principal en el show previo al discurso del mandatario, en el que salió ondeando una bandera venezolana y bailando, causando la euforia de la multitud reunida para el acto.

Junto al astro de fútbol había otras personalidades y artistas que visitan periódicamente Venezuela para expresar su respaldo al gobierno chavista.

El ex futbolista publicó hace un año en redes sociales que si Maduro lo ordenase él se vestiría de “soldado” para “pelear contra el imperialismo” y tener “una Venezuela libre”.

Maduro busca ser reelecto en uno de sus momentos más críticos a nivel interno, con una fuerte crisis económica y social, y con fricciones con la comunidad internacional.

En los comicios Maduro se medirá contra el opositor Henri Falcón, un chavista disidente que se apartó de la decisión de la MUD de no participar e inscribió su candidatura; el expastor evangélico Javier Bertucci y el ingeniero Reinaldo Quijada.