La Superintendencia de Pensiones de Chile confirmó que más de siete millones de ciudadanos pidieron retirar fondos de capitalización individual de las Administradoras de Fondos de Pensiones ( AFP), como medida paliativa ante la crisis generada por el coronavirus. 

Según el organismo, un total de 7.335.730 afiliados al sistema han iniciado hasta la fecha el trámite, lo que equivale al 67% de los aportantes del país.

Una reciente ley, impulsada por la oposición y aprobada en el Congreso, permite que los chilenos puedan disponer, de forma anticipada, hasta del 10% del monto destinado a sus jubilaciones.

Esos fondos son manejados por instituciones privadas, denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones ( AFP), que disponen de ese dinero y lo hacen circular en el mercado financiero, prometiendo una capitalización individual, y no colectiva, de una futura caja de retiro.

Los ciudadanos afiliados a las AFP cotizan el 10% de sus ingresos para estas firmas, un mecanismo que fue establecido durante la dictadura de Augusto Pinochet y continúa vigente a pesar de críticas y protestas, principalmente fundadas en que el trabajador suele recibir menos dinero del esperado al momento de jubilarse. Esos mismos sectores sostienen que se debería implantar un nuevo sistema de pensiones y poner fin a las AFP

Las autoridades reiteraron que las plataformas web se mantendrán funcionando de manera habitual y llamaron a la ciudadanía a realizar el trámite de manera presencial solo si es
estrictamente necesario en resguardo de su salud.