Más del 95% de los muertos por el coronavirus en los países europeos tenían más de 60 años, declaró el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge.

"Sabemos que más del 95% de los muertos fueron personas mayores de 60 años", dijo Kluge, y agregó que más de la mitad tenía más de 80 años.

Un 80% del total de fallecidos por el virus tenían enfermedades crónicas, como afecciones cardiovasculares, hipertensión o diabetes.

Los datos de la OMS indican que en los países europeos hubo 30.098 casos fatales, el 90% en Italia, España y Francia.

Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad COVID-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019.

A escala global se detectaron hasta la fecha más de 952.100 casos de infección por el nuevo coronavirus, según el conteo de la universidad estadounidense Johns Hopkins. Unas 202.500 personas superaron la infección. En tanto que la cifra de muertos por la pandemia ya alcanzó los 50.230 en todo el mundo.

Ese relevamiento muestra que Italia sigue siendo el país con más muertos por el brote, con 13.155, seguido por España con 10.003, Estados Unidos con 5.316, Francia con 4.043, China con 3.322 e Irán con 3.160.

En relación a los contagios, el país que tiene más casos confirmados es Estados Unidos, con 217.263, seguido por Italia, con 110.574; España, con 110.238; China, donde el número trepa a 82.431; Alemania, con 81.728; Francia, 57.807; e Irán, donde este número llega a 50.468.

Mientras los gobiernos barajan diferentes estrategias para neutralizar el brote, las estadísticas evidencian que aún se encuentra en desarrollo creciente y la curva de contagios aún no alcanza su punto máximo.